Printer-friendly versionSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

Las Políticas de Asentamiento, de Confiscación de tierra y las políticas de Desplazamiento siguieron intensamente en Septiembre

Las violaciones continúan en Cisjordania: 13 personas han sido asesinadas y 170 heridas, mientras las incursiones masivas y los arrestos ponen a 380 palestinos en prisión. Al mismo tiempo, fue anunciada la construcción de 2 nuevos asentamientos junto con 1000 nuevas unidades habitacionales en Cisjordania, incluyendo Jerusalén. Como siempre, Israel impone la violencia, los asesinatos y la opresión con una mano, mientras expande los espacios vitales para su propia población con la otra. Echando a los palestino, metiendo a los israelíes.

Sumario de las Violaciones

1- 13 palestinos han sido asesinados a tiros, incluyendo cinco niños, y 170 heridos, incluyendo 40 niños, la mayoría originarios de las provincias de Jerusalén y Hebron; 380 civiles han sido arrestados, incluyendo docenas de niños.
2- Anuncio de la construcción de sos nuevos asentamientos y 1,000 nuevas unidades habitacionales en Cisjordania y Jerusalén.
3-  Anouncio de la construcción de un centro comercial y un hotel en Jabal Al-Mukaber, al Sudeste de la ciudad vieja de Jerusalén y la asignación de un millón de shekels para cavar un nuevo tunel en Silwan.
4- Demolición de 61 casas y un refugio de animales
5- Quema de 250 olivos en Jubarah, Tulkarem; docenas de olivos en Burein-Nablus y 10 dunums plantados con árboles frutales han sido arrancados por excavadoras en Wadi Fukeen, Belén.
Los enfrentamientos con las Fuerzas de Ocupación Israelíes se concentraron en la zona de Hebrón, en los campos de refugiados de 'Arroub y AlFawwar y en los cruces de Beit Ummar, Halhul y Seir. Los enfrentamientos continuaron también en Jerusalén, Isawiya, en el campo de refugiados de Shuafat y en las aldeas de Kufr Qadoum, Ni'lin, Bil'in y en el campamento de refugiados de Jalazoun.

Los enfrentamientos con las Fuerzas de Ocupación Israelíes se concentraron en la zona de Hebrón, en los campos de refugiados de 'Arroub y AlFawwar y en los cruces de Beit Ummar, Halhul y Seir. Los enfrentamientos continuaron también en Jerusalén, Isawiya, en el campo de refugiados de Shuafat y en las aldeas de Kufr Qadoum, Ni'lin, Bil'in y en el campamento de refugiados de Jalazoun.

 

Expansión de asentamientos y confiscación de tierra. 

La colonización de Cisjordania y Jerusalén se intensificó en Septiembre, con el anuncio de la construcción de dos asentamientos nuevos.

El primero será construido al Sur de Nablus: para empezar, serán edificadas 100 unidades habotacionales en tierras confiscadas de las ciudades de Qaryout y Jaloud, cerca del asentamiento de Shilo. Este asentamiento prosigue con la división del Norte de Cisjordania central. Este asentamientoi prolonga el llamado dedo de Ariel: la línea que se extiende desde Kafr Kassem, al Sur de Qalqilya, a la Línea Verde intentando cortar la conexión de los distritos norteños de Cisjordania con el Valle del Jordán. Cruza el territorio de tres gobernaciones, Qalqiliya, Salfit y Nablus. Ya en el 2014, el gobierno de ocupación israelí había transformado 2 puestos de avanzada en asentamientos para reforzar el bloque del asentamiento de Ariel.

El segundo asentamiento nuevo será construido en "las laderas del fuego", las laderas al Suroeste de las colinas de Jerusalén, frente a la aldea de Walaja y cerca de la ciudad de Beit Jala. El asentamiento nuevo será construido en una zona de aproximadamente 170 dunums e tierra palestina. El plan es edificar 493 unidades habitacionales, una sinagoga y varias instalaciones. Este asentamiento reforzará la línea para separar Jerusalén del Sur de Cisjordania. Es parte del proyecto Gran Jerusalén 2020 de construir 56,000 unidades habitacionales en Jerusalén, específicamente en el complejo Har Gilo/Har Homa que se desarrolla a través del la parte Sur de Jerusalén, por la zona occidental del bloque de asentamientos de Belén hasta el bloque de Gush Etzion.

El mes pasado, las autoridades de ocupación hicieron una campaña de propuestas para la construcción de 514 unidades habitacionales en asentamientos de Jerusalén y Cisjordania, principalmente en los asentamientos de Alkna, Beit Arieh yd Givat Ze'ev, cerca de Ramallah. Más aún, han sido confiscados 138 dunums en Salfeet para el establecimiento de nuevas infraestructuras para la expansión de la zona industrial de Burqan.

En Jerusalén, el 'Departmento de Tierras' izo una campaña de ofertas para construir un hotel de siete pisos y 150 habitaciones en la cima de Jabal Al Mukaber, para alentar y apoyar los asentamientos en el Jerusalén ocupado. Como parte del esquema de la ocupación, el proyecto intenta llegar a las 1.330 plazas hoteleras en Jerusalén Este.

En Jabal Al Mukaber, el ayuntamiento de Jerusalén está confiscando tierra para construir una sinagoga nueva y una piscina param los colonos de Nof Zion.

 

Demolición y desplazamiento

Las demoliciones siguen como prácticas de desplazamiento forzoso y castigo colectivo. Durante Septiembre, las autoridades de ocupación demolieron 17 casas y 44 construcciones entre negocios y estructuras en infraestructuras agrícolas, por un total de 61 estructuras demolidas.  Las zonas castigadas fueron las de Jabal Al Mukaber, Sur Baher, Issawiya, Abu Tor, Monte de los Olivos, Beit Safafa, la ciudad vieja de Jerusalén y Beit Ola y la de Jourah en la ciudad de Hebrón. Más aún, hubo demoliciones en Al Aqaba Kherbet al Hamma, el Valle del Jordán; en Hawara, Beit Dajan, Nablus y Bil'in y Ramallah. Mientras tanto, las autoridades de ocupación israelñies emitieron docenas de órdenes de demolición en la ciudad de Issawiya, Jerusalén.

La semana pasada en Khirbet Al-Hamma, al Norte del Valle del Jordán, han sido demolidas 18 tiendas y refugios de animales. De acuerdo con las normas de desplazamiento forzoso, las fuerzas de ocupación israelíes le están impidiendo a Mahmoud Awad el reconstruir sus tiendas para él y su familia intentando obligarlo a abandonar el lugar. A finales del mes pasado, las excavadoras israelíes demolieron la escuela de la comunidad beduina de Abu Nawar, en Jerusalén Este, por falta de permiso de obra. El representante de Abu Nawar, Daoud Jahalin, informó que las excavadoras de la administración civil y tropas de las FOI (IOF por sus siglas en inglés) invadieron la comunidad a las cinco de la mañana y demolieron un tercio de la escuela elemental que tiene 45 niños. Señaló que es la segunda vez que la escuela se enfrenta a la demolición, que vino después de que la he comunidad hubiera reconstruido la escuela dad su completa demolición en Febrero de este año. Recalcó como las fuerzas de ocupación han emitido más de 250 órdenes de demolición sobre las casas de la comunidad, como parte de un plan mayor de limpieza étnica de la zona E1 donde hay 23 comunidades beduinas cuyos hogares son demolidos continuamente con el fin de destruir la comunidad entera. Sigue diciendo: los planes de las IOF son deportar 113 familias con un total de 600 personas, para robar su tierra para la expansión de los asentamikentos.

 

Cosecha de la Aceituna

Mientras se acerca la cosecha de la aceituna, las IDF atacan las tierras cultivadas para minar la capacidad de subsistencia de las comunidades. En la comunidad árabe Annajadah, en Masafer Yatta al sur de Hebrón, las excavadoras de la ocupación destruyeron 200 dunums plantados de olivos para obligar a la comunidad a abandonar la zona. En Khirbet Jabara al Sur de Tulkarm, las fuerzas de ocupación incendiaron 250 olivos a lo largo del Muro del Apartheid arrojando bombas incendiarias. Los colonos de Yetzhar, quemaron docenas de olivos en Burin, al Sur de Nablus. Las excavadoras militares israelíes también arrancaron docenas de árboles frutales en Wadi Fukin, al oeste de Belén y las excavadoras israelíes arrasaron tierras para construir una torre militar a la entrada de la aldea de Beit Ummar, al Norte de Hebrón.

 

La cuarta convención de Ginebrva establece las reglas que deben cumplir las fuerzas de ocupación cuando ocupen la tierra de otro Pueblo. Estas reglas han sido establecidas para proteger a la población civil. Entre otras, la convención de Ginebra prohíbe: transferir población de la fuerza ocupante al territorio ocupado y la transferencia forzosa masiva de la población local para alterar la composición demográfica de la tierra; los castigos colectivos; el uso de violencia injustificada sobre la población ocupada;  los ataques a los recursos de la población ocupada. La convención de Ginebra también impone que la fuerza ocupante debe hacer todo lo posible para que la población local lleve una vida normal. Israel está violando todas estas disposiciones y el silencio de la Comunidad Internacional les hace cómplices.

theecologist
x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)