Violencia colona y robo de tierra - 12 y 13 de Mayo

 

El Sábado 12  de Mayo un grupo de colonos entró y se apoderó tierra de labrantío perteneciente a un palestino de Al Khader, una aldea al Sur de Belén. El coordinador de Stop the Wall en la zona, Ahmed Khadr, dijo que un grupo de colonos, conducidos por un individuo conocido como Ananías, se apoderó de una zona de unos 6 acres, perteneciente a Mohammed Mustapha Ghoneim. Ghoneim iba camino de su tierra ese Sábado temprano, cuando se encontró a los colonos bloqueando la carretera. Estos le informaron que la tierra había sido "apropiada", y le previnieron de terribles consecuencias si intentaba entrar. Hace poco, Ananías y su banda han, con el apoyo de las fuerzas de ocupación, aumentado su campaña de robo de tierra en la región, "apropiando" más de 300 acres, la mayoría pertenecientes a la familia Sabih. Frecuentemente usan perros para asaltar y aterrorizar a los granjeros, robando equipo agrícola y regando la tierra con agua impregnada de productos químicos.

El mismo día, un grupo de colonos atacó al pastor Ma'moun Nassar, que estaba cuidando su rebaño cerca de la aldea de Madama al Sur de Nablus, y lo golpeó.

El Sábado temprano por la mañana tuvieron lugar ataques similares en el distrito de Hebrón. Un grupo de colonos del asentamiento de Hafat Maon bajaron hasta la tierra de Ribhi Ahmed Jibrin Rabie y Salman Jibrin Rabie al Este de Yatta, y comenzaron a cortar docenas de olivos. Mientras tanto en el pueblo de Beit Ummar un grupo de colonos de Beit Ain, un asentamiento construido sobre tierra que pertenece al pueblo, cortaron olivos y parras pertenecientes a Hammad Abdul Hamid, quien el año pasado sufrió cinco ataques similares.

El alcalde de Yatta emitió un comunicado acusando a Israel de buscar el desplazamiento de alrededor de siete mil palestinos que viven en la vecindad de la ciudad. Señaló la construcción de 11 asentamientos en la zona y la construcción de la Carretera de Circunvalación 60, el uso de la cual está prohibido a los palestinos. Señaló que tales proyectos indican claramente las políticas de limpieza étnica practicadas por la ocupación. Yatta y otros centros de población palestina han sido blanco de continuos ataques de colonos y de campañas de búsqueda y arresto, diseñadas para atemorizar a la población para que abandonen la tierra en la que han vivido durante generaciones.

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)