Versión para impresiónSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

Boicot en una economía cautiva...

 

Koos Mohammed entrevistó entre otros a Mazen al Azzeh, un activista en la Campaña Stop the Wall del distrito de Belén, sobre la ardua tarea de construir un boicot sobre los productos israelíes en una condición de mercado completamente cautivo, como los de Cisjordania y Gaza. 

Jerusalén – El movimiento mundial de boicot ha tomado un fuerte impulso desde el bombardeo del Verano pasado sobre la Franja de Gaza. Informes recientes declaran que la inversión extranjera en Israel cayó casi el 50% en el 2014. Y con Netanyahu y la prensa israelí declarando la “guerra” a la campaña del BDS, está claro que la amenaza se ha tornado muy grave para Israel.

Hay un lugar, sin embargo, donde los productos israelíes se consiguen fácilmente, prácticamente en todas las tiendas. Y ese lugar es Palestina. Donde, si no has viajado por la región y no estás muy enterado de la ocupación, serás perdonado por creer que sería el último lugar en el que podrías esperar encontrar productos israelíes. Los productos israelíes se consiguen tan fácilmente que, de hecho, si quieres hacer boicot, te puedes encontrar caminando varias manzanas de más por leche palestina.

Entonces, porqué los palestinos no boicotean los productos israelíes? Le hice esta pregunta a los palestinos y conseguí la misma respuesta: Simplemente no es posible.

Mazen Al Azzeh está involucrado activamente con el movimiento del BDS y con la Campaña Stop The Wall. Cuando le pregunto sobre las dificultades a las que se enfrentan los palestinos para boicotear los productos israelíes, me dice: “Tienes que darte cuenta de que, como palestinos, estamos bajo la ocupación. Los asuntos de negocios, como la mayoría de los asuntos, están bajo el control israelí. Esencialmente, ellos determinan lo que vendemos. Si queremos importar mercancías, es a través de ellos y pagamos los impuestos al estado de Israel. Se queremos montar fábricas, tenemos que solicitor un permiso, el cual es rechazado en la mayoría de los casos. Si queremos transportar mercancías de una parte de Palestina a otra, debemos ir a través de los puestos de control y de las medidas de seguridad israelíes.”

Los dueños de las tiendas con los que hable también identificaron los obstáculos presentados por la ocupación como la razón por la cual los productos israelíes están en las estanterías de los comercios. Ahmed Amro tiene un pequeño comercio orientado a los turistas en Belén. Me dijo que quiere dejar de almacenar productos Dead Sea (Mar Muerto), pero a los turistas les gusta comprarlos y como los palestinos no pueden acceder a Dead Sea por razones comerciales, el solo tiene productos israelíes para ofrecerles.

Le pregunté a Mazen sobre las campañas de boicot y como estaban enfocándolas para involucras a los palestinos. Me dice que están animando a la gente para usar más productos caseros, para cultivar más en sus jardines y evitar comprar productos esenciales. Aún con esas campañas, nota dificultades, y dice, “Israel tiene el control total sobre la tierra y no dejará cultivar nada.” Hizo mención al momento, durante la primer intifada, cuando Israel declare 18 vacas una ‘amenaza nacional’.

También menciona los retos a los que se enfrentan los palestinos viviendo en Israel para comprar los productos palestinos. No se les permite pasarlos por los puestos de control. Si lo intentan, los productos simplemente serán tirados en el puesto de control.

Uno de los palestinos que hace boicot como sugiere Mazen es Ikhlas Azza. Ella normalmente tiene limoneros, perales y viñedos en su jardín, de los cuales se benefician ella y los vecinos del campamento en que vive.

Por lo tanto, seguid boicoteando desde el exterior, pero no le pregunten a la gente en esta tierra asediada porqué ellos no hacen boicot. El boicot es simplemente una libertad que ellos no pueden ejercitar.

--- 

Primera publicación en Morocco World News.

 

 

 

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)