La PSC irlandesa llama al boicot de papas, frutas y todo tipo de vegetales israelíes vendidos en Irlanda.