Mohammad Assfour, martirizado en las manos de las IOF