Este Verano ha visto protestas masivas en Chile sobre una gran variedad de temas: movimiento estudiantil, defensa de los recursos mapuches y manifestaciones contra los proyectos de embalses. Decenas de miles de jóvenes han tomado las calles para pedir igualdad para una educación pública y accesible. Nuestra juventud palestina expresa su solidaridad con los manifestantes, especialmente porque a menudo es nuestra juventud, la que debido a su valor, se enfrenta a una represión desproporcionada.

A la juventud chilena:

 

Esta carta, del Herak Shebabi, El Movimiento Juvenil Independiente Palestino, quiere expresar solidaridad con sus demandas y sus acciones por las reformas en Chile. Nosotros, los activistas del Movimiento Juvenil Independiente Palestino, estamos con los miles de estudiantes, con sus padres y sus profesores que piden acceso igualitario a una educación de calidad.

Queremos darles fuerzas a aquellos que permanecen en huelga de hambre y a aquellos manifestantes que se enfrentan al maltrato y a la represión en las ciudades de Arica, Valparaíso, Concepción, Santiago, y otras ciudades que también sufren maltratos.

La violencia aplicada en nombre del orden social y la represión de las luchas populares es siempre desproporcionada contra los oprimidos, ya sean Mapuches, trabajadores o jóvenes, que se han estado manifestando durante meses y que tienen la audacia de cuestionar el status quo. Sin embargo, frente a las latas de gas lacrimógeno y las mangueras de agua, hemos sido capaces de ver que ellos aún aguantan por sus justas demandas con creatividad y coraje. Nosotros desde nuestra tierra ocupada sufrimos igual que ustedes represión constante y nos identificamos con vuestra fuerza interior, con solidaridad internacional, y con la convicción de saber que les damos aliento para enfrentarse a los maltratos diarios.

También sabemos que: el gobierno chileno financia solamente el 68.81% del sistema educativo, lo que es menos que el promedio en América Latina y que Chile tiene un gasto público en educación equivalente al 3.14% del Producto Interno Bruto o PIB (GDP por sus siglas en inglés), un punto menos que el promedio de América Latina (4.62%). Y mientras vosotros escribís en vuestros carteles que hay dinero para armas pero no para educación, también sabemos que en el mes de Junio cuando mostrabais vuestro descontento, el Ministro chileno de Defensa firmaba con la compañía israelí Elbit Systems un contrato para comprar vehículos aéreos no tripulados, que son probados en nuestras poblaciones civiles, con nuestros camaradas.

Sabemos estas cosas de Chile pero también sabemos que en Chile vive la mayoría de palestinos en América Latina y a pesar de la distancia nos sentimos cercanos. Apoyamos lustras demandas, apoyamos el derecho a la educación de calidad sin ánimo de lucro y, como dijo Jara, “Somos los reformadores, los revolucionarios, los anti-imperialistas de la universidad.”

Gritamos con vosotros desde aquí, “No hay Futuro sin Reforma Educativa.”

En Solidaridad, Juventud del Herak Shebabi

Download the original Spanish version

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)