Killings

 

Otro crimen cometido por la ocupación israelí fue el asesinato de Ahmad Erekat, de 27 años, de viaje a la boda de su hermana, que encendió la indignación por toda la Cisjordania ocupada. El asesinato de Ahmad es parte de una serie de actos agresivos por parte de la ocupación israelí en medio de la anexión de jure que se avecina en Cisjordania. Más que nunca, los palestinos, en un llamamiento conjunto, presionan a la comunidad internacional a tomar medidas inmediatas para imponer sanciones sobre el apartheid israelí y hacer que las fuerzas de ocupación israelíes sean responsables por sus crímenes y sus violacio0nes de los derechos humanos palestinos.

 

Desde mediados de Septiembre, la violencia está aumentando por los Territorios Ocupados y Jerusalén Este. Una gran cantidad de militares israelíes han sido desplegados y distribuidos en esas zonas.

Durante la semana pasada, en medio de los enfrentamientos, Israel no ha perdido la ocasión de demostrar su habilidad para ejecutar a sangre fría a jóvenes palestinos desarmados.

(Haga click en el enlace de más abajo y vea el vídeo) 

La semana pasada fuimos testigos de una serie de actos violentos israelíes y protestas populares palestinas que parecen ser solo el punto de inicio de una escalada sin descanso. En solo cinco días, cuatro jóvenes palestinos, ninguno mayor de 19 años, han sido asesinados violentamente durante los enfrentamientos y las broncas con los colonos, o, como Abd Al- Rahman Shadi Abed Allah, de 13 años, solo porque estaba en el lugar equivocado en el  momento inoportuno. Estos asesinatos brutales, junto con el empeoramiento de las políticas ordinarias del gobierno israelí, incluyendo el cierre de amplias zonas, el bloqueo de los accesos a las principales ciudades, las “nuevas directrices”, como la demolición de la casa de los mártires, o el permiso otorgado a los soldados de disparar a los que arrojen piedras durante las manifestaciones, conducirá, probablemente, en las semanas próximas, a lo que algunos ya llaman la tercer intifada. Tanto si esto se realiza o no, es razonable asegurar que estos últimos eventos son solo el último paso en un proceso que dura más de un año, que vio la respuesta dramática de una sociedad palestina exhausta por la estrangulamiento de la ocupación y por el fenómeno alarmante de la intensificada limpieza étnica israelí.

El asesinato de Ziad Abu Ein debe impulsar una nueva fase en la agenda política palestina que enfrenta la ocupación israelí con el proyecto del apartheid al frente.

La ocupación israelí ha aumentado suscrímenes contra el pueblo palestino y sus propiedades con ataques que van desde el robo de tierras a los cada vez más brutales asaltos racistas por parte de colonos y a una interminable serie de acciones legales y administrativas racistas aprobadas y aplicadas por el gobierno de ocupación, especialmente en Jerusalén. Más abajo hay un sumario de algunos de esos ataques que han sido documentados.

 

Jerusalén:

La ocupación suprime las manifestaciones semanales contra el muro y los asentamientos y las manifestaciones que condenan el martirio de Maisara Abu Hamdiyeh

El 22 de febrero, durante una protesta en apoyo a los huelguistas de hambre en Aboud,  el estudiante de 22años Mohammad Assfour fue asesinado por el ejército israelí, tornándose el primer mártir en la reciente Intifada de los prisioneros. La protesta reunió 70 palestinos mostrando su apoyo y solidaridad con los presos políticos que han estado en huelga de hambre.

Esta historia en fotos ha capturado algunos de los momentos del funeral de Mustafa Tamimi en Nabi Saleh.

Mustafa Tamimi, de 27 años, murió el Sábado 10 de Diciembre de las heridas sufridas después que las fuerzas de ocupación israelíes le disparan en la cara el Viernes en la protesta semanal del Viernes en Nabi Saleh. Tamimi fue disparado a menos de 10 metros de distancia con una granada de gas lacrimógeno de alta velocidad que lo dejó inconsciente y sangrando profusamente.

Nabi Saleh, Cisjordania - El activista palestino Mustafa Tamimi, de 28 años, murió esta mañana de las heridas sufridas cuando las fuerzas de ocupación israelí le disparó en la cara el viernes en la protesta semanal popular en Nabi Saleh. Tamimi recibió un disparo de menos de 10 metros de distancia con una granada de gas lacrimógeno de alta velocidad que lo hizo inconsciente y sangrando profusamente. Luego fue llevado al hospital, donde permaneció en apoyo a la vida hasta esta mañana.

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)