Destruction of Property

En reacción al desarraigamiento de 320 olivos por parte del ejércitp israelí en Bardala, la Campaña de Stop the Wall y sus socios han organizado a las 48 horas un día de voluntariado de replantación de árboles ad-hoc en el mismo lugar de la destrucción israelí. 

Por 13 º  año consecutivo, Stop the Wall y la Coalición por la Defensa de la Tierra,

 

en colaboración con la Unión de Granjeros Palestinos han dirigido la campaña

de “No estás solo”, los esfuerzos de voluntariado colectivo para apoyar a los

 

granjeros palestinos durante la recogida de la aceituna contra la agresión israelí

y la confiscación de tierra.

Israel continua sus políticas de limpieza étnica y desplazamiento en la aldea de Qalandiya, en las afueras de Jerusalén Este, con la destrucción de once edificios recientemente construidos.  El Lunes por la tarde alrededor de 500 soldados entraron en la aldea con excavadoras para llevar a cabo las órdenes de demolición.  Los edificios habrían sido el hogar de unas 250 personas en la pequeña aldea que ha quedado aún más aislada desde que a principios de los 2000 se comenzó la construcción del Muro del Apartheid. Siete palestinos y un periodista fueron heridos en los enfrentamientos cuando las fuerzas israelíes usaron gas lacrimógeno, granadas aturdidoras, balas de goma y la fuerza para dominar a los vecinos. 

Fábrica recién construida destruida en Ni'lin. La carretera de Ramallah a Ni’ilin nos introduce profundamente en la Zona C, el 60% de Cisjordania declarado por los Acuerdos de Oslo bajo el pleno control israelí y blanco principal de las políticas de anexión israelíes, indiferentes a la LHI y sus obligaciones bajo la Convención de Ginebra. Las aldeas son testigos de la compleja interacción de las políticas israelíes y el robo de tierra, el aislamiento, el estrangulamiento  económico y la colonización – todo apuntado al desplazamiento de la población palestina y a la implantación de asentamientos ilegales en su lugar. Aún así, la aldea continua resistiendo.

Jueves, a las 7:30 de la mañana el ejército israelí entró en la comunidad de al Hadidiyahi en el Valle del Jordán para otra ola más de demoliciones. La operación punitiva estaba enfocada en la familia del jefe de la comunidad, Abu Saqer, y fue una clara represalia por el hecho de que la gente de al Hadidiya ha comenzado a preparar el camino de tierra que une la aldea con el mundo exterior para los lluviosos meses de Invierno colocándole grava. La hija embarazada de Abu Saqer ha sido atacada por los soldados y actualmente está en el hospital por el riesgo de perder su bebé.

A las 6.30 am del 20 de Agosto del 2015, el ejército israelí entró en Khirbeit Samra al Norte del Valle del Jordán con diez jeeps militares y dos excavadoras y destruyó la Escuela Samra. La escuela fue construida por Solidaridad con el Valle del Jordán y por voluntarios internactionales, en cooperación con palestinos de la zona, en 2013/14 para proporcionar a Khirbeit Samra y a las aldeas de los alrededores en la zona de Beqaa un espacio donde los niños pudieran practicar su derecho a la educación.

Cuando la supremacía colonial y el odio racial entran en una espiral perversa de locura, entonces ni las vacas están a salvo. Ayer noche, los colonos israelíes intentaron envenenar la única vaca del granjero palestino Khalid Draghmeh. No era la primera vez que atacaban su ganado. Ya un año atrás, su caballo fue envenenado por los mismos colonos.

The Occupation Forces are demolishing around 20 houses in Hares Village in Salfit District now, The photo shows the targeted houses.

Alrededor de 80 voluntarios asistieron al día de actividades medioambientales y solidarias, organizado por Stop the Wall, en la aldea de Dura al Qare’, en el distrito de Ramallah. Los voluntarios limpiaron los manantiales de la aldea y ayudaron a los granjeros a regar sus cosechas.

Esta mañana tropas israelíes obligaron a los propietarios en el Valle del Jordán a demoler sus hogares, emitiendo 24 avisos de demolición para cuatro familias. El ejército no esperó las 24 horas, y desalojó las familias, que vivían en el Norte del valle.

La primera vez que fui a Turkalem, en el noreste de Cisjordania, no sabía mucho sobre la situación ahí. Básicamente solo sabía que era una región principalmente agricola.

En Turkalem conocí a Faize Taneeb, un productor orgánico, lo cual ya lo hace interesante, pero las condiciones en las que tiene que trabajar su tierra son las que hacen de su historia un caso especial.

Las fuerzas de ocupación acompañadas de las excavadoras atacaron la aldea de Beit Ulla en el distrito de Hebrón y cortaron más de 300 olivos y almendros, destruyeron la tierra que confiscaron, uno de los miembros exigió detener a un miembro de la campaña contra el Muro.

Este ataque se produjo en la serie de ataques violentos por las fuerzas de ocupación y los colonos, ya que ocurren diariamente en el territorio ocupado de Cisjordania.

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)