Printer-friendly versionSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

Día de acción en Jayyus exige acabar el continuo hurto de tierras por parte de la Ocupación y el fin de la expansión de los asentamientos coloniales

El 4 de enero, el pueblo de Jayyus y el comité de la Campaña Popular contra el Muro del Apartheid, organizaron un día de protesta por el nuevo plan israelí para completar el plan de control sobre la tierra palestina mediante la construcción de un nuevo asentamiento justo detrás del Muro del Apartheid, en las tierras que éste ha aislado.



Varios cientos de personas de Jayyus y de la Campaña contra el Muro del Apartheid se concentraron en la Municipalidad con colaboradores internacionales. Además de los participantes provenientes de los territorios ocupados de Palestina, asistieron delegaciones de Australia, País Vasco, Austria, Dinamarca, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Países Bajos, Nueva Zelanda, España, Suecia, Reino Unido y EEUU estaban presentes.



Sharif Omar, cabeza del comité popular en Jayyus –cuya tierra, que quedó aislada tras el Muro, está hoy amenazada de quedar completamente inaccesible para él con la construcción del nuevo asentamiento- empezó hablando de algunos de los más recientes ataques de las fuerzas de ocupación que han afectado a la comunidad de Jayyus. Esto es parte de la segunda fase del Muro del Apartheid y sus respectivos planes para la Cisjordania ocupada. Durante la primera fase de la construcción del Muro, el 72% de las tierras de Jayyus, aproximadamente 8.600 dunums (1 dunum=1.000 m2) fueron confiscados, decenas de miles de árboles fueron desraizados y valiosos recursos hídricos, plantaciones de olivos y cítricos, e invernaderos quedaron aislados de la gente de Jayyus trás el Muro.



En diciembre de 2004, las fuerzas de ocupación empezaron a aplanar la tierra y a desraizar árboles en Jayyus con el propósito de construir el nuevo asentamiento de “Nofei Zufim” en la tierra que quedó aislada por el Muro; esto ampliará el asentamiento de Zufin, establecido por las Fuerzas de Ocupación sobre la tierra confiscada a la aldea en 1993. Sharif Omar llamó la atención sobre la destrucción más reciente, que incluye el desraizamiento de más de 700 olivos desde el 10 de diciembre. En un solo día, las fuerzas de ocupación desraizaron 117 olivos pertenecientes a los campesinos de Jayyus, los agricultores Jamil y Tawfiq Salim, que supone casi la mitad de sus 350 árboles.



Los palestinos explicaron a la audiencia que lo acontecido en Jayyus era parte de la segunda fase de los planes del Apartheid israelí, después de que la finalización de la mayor parte del Muro del Apartheid haya marcado el fin de la primera fase. Esta etapa, como se puede ver en Jayyus y en otros sitios del distrito de Qalqilya, está marcada por la continua expansión de los asentamientos coloniales; la construcción de las “zonas industriales” israelíes para aprovechar la mano de obra palestina, y convertirla en esclava dentrode ghettos creados por el Muro; convirtiendo a las comunidades palestinas completamente aisladas en bantustanes completamente separadas unas de otras. Lo que ha estado ocurriendo en Jayyus debe ser visto en el amplio contexto del escenario de planes de la Ocupación, y al mismo tiempo, la Campaña llama a resistir estos planes.



Los huéspedes internacionales también se dirigieron a la población de Jayyus enfatizando la responsabilidad de la población mundial para actuar en solidaridad con de lucha de la población palestina, destacando que hay millones de personas en el mundo buscando modos de oponerse a la complicidad de sus propios gobiernos con los crímenes cometidos en Jayyus y en toda la Palestina ocupada.



Luego de la reunión comunitaria, los participantes marcharon hasta una de las puertas cerradas que separan a la gente de Jayyus de su tierra, aislada por el Muro. Varios vehículos militares repletos de soldados rechazaron abrir las puertas, negando el acceso a las tierras aisladas. Entonces la gente de Jayyus acompañó a los visitantes internacionales a plantar nuevos olivos en la tierra anexa al Muro. Plantar algunos pequeños olivos es un pequeño gesto en un contexto donde decenas de miles de árboles han sido, y siguen siendo, arrancados por la Fuerza Ocupante. Pero todo ello simboliza la continua resistencia de la gente de Jayyus, así como la de toda Palestina, encarando los planes de la Ocupación que persiguen su total desaparición: un símbolo del rechazo a ser expulsados de su propia tierra.











x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)