Printer-friendly versionSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

Expulsión de carboneros en Yabad: Noreste de Cisjordania estrangulado por los cierres.

Al sur de Yabad –oeste del distrito de Jenín– las Fuerzas de Ocupación han expulsado de sus tierras y empleos a trabajadores del carbón. Al mismo tiempo, intensos cierres han asfixiado toda el área norte de Cisjordania, incrementando la guetización de las zonas palestinas.



***image2*** El martes, 20 de abril, los trabajadores palestinos fueron expulsados de su lugar de trabajo cerca de Yabad. Se encontraban recolectando madera, que es transformada en carbón y comercializada en los mercados locales. Un total de 8 artesanos daban empleo a 40 trabajadores, y eran los mayores productores de carbón en toda Cisjordania. La producción y distribución ha quedado bloqueada durante 11 días, significando para el pueblo palestino una pérdida diaria de alrededor de 40.000 NIS(*).



La Ocupación ya había intentado expulsar a los trabajadores palestinos de esos lugares. Se ha declarado el área como "zona militar cerrada", se destruyeron los hornos y obligaron a las personas a abandonar el lugar. Sin embargo, los productores de carbón volvieron y comenzaron a trabajar desafiando las órdenes de la Ocupación. En febrero, la Ocupación les dio otra advertencia, inútil, ya que los palestinos han mantenido su medio de subsistencia en la zona.



La última expulsión fue seguida por la presencia permanente de los soldados vigilando el lugar. Esto revela el intento de limpiar étnicamente estas tierras de población palestina y permitir el control del área al asentamiento cercano de Mevo Dotan. La expansión de dicho asentamiento no sólo afecta a los trabajadores del carbón, sino que también invade otras localidades. A los habitantes de Imreiha, la aldea cercana, se les ha prohibido construir nuevas casas o estructuras, mientras que los edificios ya existentes están siendo demolidos. En los últimos años, han sido destruidos 7 edificios.



La demolición de esos edificios, la destrucción de los lugares de trabajo y la producción local, y la prohibición para los pobladores de cuidar de sus animales o usar sus tierras agrícolas, son parte de la estrategia de negar cualquier posibilidad de vida para el pueblo palestino.



Mientras tanto, en los últimos 5 días, las Fuerzas de Ocupación han comenzado la clausura del norte de Cisjordania, provocando el completo aislamiento del bantustán norteño comprendido por Jenín, Tulkarem, Qalqilya y Nablus. Ahora el Valle del Jordán se encuentra completamente aislado para los residentes y no residentes palestinos.



En el norte de Cisjordania, la política de Ocupación está próxima a lograr el completo aislamiento de los guetos en el distrito de Salfit y Ramallah. Za'atara, el principal punto de paso ubicado en la carretera que une Nablus con Ramallah y Salfit, se encuentra completamente cerrado. En Biddiya, la entrada al inicio de la carretera está cerrada. En la carretera entre Qalqilya y Salfit, los soldados han instalado un puesto de control cerca de Jensafut. En Jamma'in, la entrada sur desde Nablus también se encuentra inaccesible.



Los puestos de control hacen que se torne imposible la comunicación entre las principales ciudades de Qalqilya, Tulkarem, Jenín y Nablus. Este aislamiento se intensifica por el completo estado de sitio del Valle del Jordán hacia el este. A la población palestina se le niega la posibilidad de entrar o salir del área. Los únicos que tienen autorización para cruzar el puesto de control desde o hacia el Valle del Jordán son aquellos que cuentan con permisos especiales dados por los asentamientos.



(*) 1 NIS = 0,23 USD = 0,18 euros















x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)