Versão para impressãoSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

Nuevo mapa del "Plan de desconexión" israelí.

El nuevo mapa del "Plan de desconexión" muestra las secciones ya construidas del Muro del Apartheid al norte de Cisjordania (en negro) y las secciones que quedan pendientes en azul. La primera fase del Muro de la Ocupación al norte de Cisjordania, desde la aldea de Zububa, en el distrito de Jenin, hasta la aldea de Masha, al sur del distrito de Qalqiliya, tuvo como resultado para 51 aldeas la pérdida de la mayoría de sus tierras agrícolas al quedar detrás del Muro. En aldeas como Jayyus, Qalqiliya y Qaffin, en Tulkarem, el Muro ha anexionado algunas de las más fértiles tierras de Cisjordania, dejando a la población palestina sin nada. Aquí los asentamientos israelíes, como Alfe Minashe, se están expandiendo sobre la tierra aislada detrás del Muro, mientras que un nuevo asentamiento está ahora construyéndose justo tras el Muro sobre las tierras aisladas de Jayyus.



El gobierno de ocupación, en un intento de enmascarar sus planes expansionistas y colonialistas detrás de la construcción del Muro, declara que se ha aprobado un nuevo trazado para éste. Sin embargo, a pesar de haber hecho algunos cambios en la ruta del Muro en algunas aldeas concretas como Zawiya en Salfit, o Biet Inan y Beit Surik al noroeste de Jerusalén, así como en el sur y oeste del área de Hebrón, el Muro continúa su trazado igual que antes en el resto de Cisjordania, anexionando cerca del 47% de Cisjordania. Dejará a la población palestina en guetos o semiguetos, unidos con túneles y puentes bajo control de la Ocupación. Lo que sí es nuevo en el renovado trazado del Muro es que se construirá bajo el título de "Plan de desconexión" aprobado por estadounidenses y europeos que prefieren considerarlo como parte de la "Hoja de ruta". Lo que sí es "nuevo" ahora es que el Muro se construye de acuerdo con la visión israelí/occidental de la "paz", mientras que en realidad se perpetúa el proyecto colonial sionista.



La línea azul en el mapa muestra las fases aún incompletas del Muro tal y como han sido aprobadas por el gobierno israelí el 20 de febrero de 2005.



  1. Las partes ya construidas del Muro suponen unos 145 km, mientras que la segunda fase, cuyo trabajo para las nuevas secciones ha comenzado desde del último año, se extiende cerca de 210 km sobre las tierras de Cisjordania, además de los más de 90 km para el llamado "cinturón de Jerusalén".



  2. El Muro anexiona enormes territorios, cortando por la mitad a Cisjordania en Salfit para anexionar los bloques de asentamientos de Ariel y Shomron, y anexionando en Jerusalén los bloques de asentamientos de Etzion, Giv’at Ze’ev y Ma’ale Adumim, dejando a la población palestina en guetos sin expansión potencial. Anexionar estos bloques de asentamientos con la reciente anexión de los del norte de Cisjordania, tendrá como resultado la pérdida de 554 km2 de Cisjordania, lo que supone casi el 9,5% del total de su territorio.



  3. Cerca de la mitad del área tomada por el Muro está situada en Jerusalén Este y sus alrededores, dejando a la ciudad palestina y sus barrios como un complicado racimo de semiguetos, despojando a la ciudadanía palestina de su última posibilidad de desarrollo urbano en la capital y mermando la capacidad de Cisjordania para su rehabilitación socioeconómica.



  4. Sin embargo, Israel no toma en cuenta a Jerusalén en sus cálculos con respecto al Muro y Cisjordania. El Muro proyectado alrededor de Jerusalén prácticamente anexiona todo lo que se incluyó en los límites actuales de la ocupación municipal de Jerusalén Este (excepto Kafr Aqab, norte de Qalandiya). En un intento de confundir al mundo acerca del tamaño real de las tierras anexionadas tras el Muro, Israel no incluye los 70 km2 tomados en Jerusalén, que totalizan el 1,2% de Cisjordania. Además, los cálculos israelíes excluyen unos 46 km2 (0,8% de Cisjordania) robados en Latrun. Ambas áreas suponen unos 116 km2, o el 2% de Cisjordania. Este 2% de Cisjordania debe ser añadido al 7,6% de tierra anexionada por el Muro.



  5. El llamado "cinturón de Jerusalén" se extiende desde Beit Horon, al noroeste de la ciudad, hasta el asentamiento sudoeste de Kfar Etzion, en el distrito de Belén. El cinturón anexionará el bloque del asentamiento Ma’ale Adumim, hacia el este de la ciudad de Jerusalén, anexionando 62 km2 (poco más del 1% de Cisjordania), 71 km2 desde Etzion occidental, al sudoeste de Jerusalén, y 31 km2 en el bloque Giv’on del noroeste de Jerusalén. Todo ello suma más de 237 km2.



  6. Al oeste del área de Belén y al noroeste de Jerusalén dos principales carreteras, exclusivas para colonos, cortan Cisjordania a la mitad: la autopista 60 (Beit Jala-Khadr) y la 443 (sur de Rafat), funcionando como herramientas de separación y guetización. Estas dos carreteras quedarán amuralladas a ambos lados, estándolo ya algunas partes.



  7. En el bloque del asentamiento de Etzion está proyectado que el Muro se extienda desde Har Gilo y rodee los pueblos palestinos de Walaja (incluyendo Ain Juwaizeh) y Battir, aislándolos tras el Muro hacia Wadi Fukin, donde termina, y dejando un gran espacio desde donde el Muro está viniendo (Belén). Este hueco se puede explicar por los grandes planes expansivos que Israel tiene para sus asentamientos en esta área, tanto al Oeste como al Este de la Línea Verde(*) (Zur Hadas, Geva’ot y Bat Ayin) que no quieren quedar desconectados por el Muro en esta zona.



  8. El asentamiento Ariel, una vez finalizado, anexiona 123 km2, un total del 2,1% de Cisjordania.



  9. El Valle del Jordán, como se ve en el mapa, queda, con o sin muro, bajo el control de la Ocupación, excepto Jericó. Los asentamientos construidos al este de cada ciudad palestina establecen un cinturón que aísla a estas ciudades de sus tierras del este y del Valle. A esto hay que añadir los asentamientos ya instalados en el Valle y, además, la presencia de campos militares de entrenamiento de la ocupación, el control del agua por parte de los colonos y el aislamiento de las aldeas palestinas sobre las que se intensifica el control de la Ocupación en el Valle. La anexión del Valle del Jordán significará la posterior anexión del 28% de la tierra de Cisjordania.



  10. El Muro ya levantado y con las secciones planeadas, forma parte del "plan de desconexión" israelí, considerado por Europa y Estados Unidos como parte de la "Hoja de ruta" y la visión israelí/occidental de un "estado viable". Todo ello conducirá hacia la creación de un estado bantustanizado. En principio, la retórica israelí sobre "viabilidad" sirve para legitimar las actividades ilegales de la ocupación israelí en Cisjordania. Cisjordania es una unidad. Forma una sola parte de territorio. En la realidad que se está construyendo, el término continuidad o contigüidad no se aplicará nunca, excepto con la engañosa retórica de Estados Unidos y Europa, cuya colaboración con el sistema de Apartheid que Israel está creando es vital. Se inclinan a aceptar la creación de este Apartheid con sus cantones, guetos y bantustanes, llamándolo Estado.



    (*) Frontera del armisticio de 1949



    ***image2***


























x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)