Continuan los desplazamientos y las demoliciones en el Valle del Jordan

Esta mañana tropas israelíes obligaron a los propietarios en el Valle del Jordán a demoler sus hogares, emitiendo 24 avisos de demolición para cuatro familias. El ejército no esperó las 24 horas, y desalojó las familias, que vivían en el Norte del valle. El jefe del ayuntamiento local en Wadi Al Maleh,  Aref Daraghmeh, un beduíno, dijo que las cuatro familias vivían en la zona de Al Mayte en el valle de Al Maleh fueron agregadas a la larga lista de familias que han sido desplazadas o están bajo la amenaza de desplazamiento en la región.

            Las fuerzas de ocupación recientemente han demolido una gran cantidad de casas y le han impedido a los residentes entrar a sus tierras y trabajar en el Valle del Jordán. En otra acción relacionada, una gran cantidad de familias fueron desplazadas bajo el pretexto de que las Fuerzas de Ocupación comenzaban maniobras de entrenamiento.  

La situación en el Valle del Jordán es crítica ya que es parte de la Zona C, completamente bajo control israelí, pero está vista como esencial por los palestinos. Además de constituir un tercio de Cisjordania y ser el único punto por el cual los palestinos pueden acceder al mundo exterior, también contiene alrededor del 47% de los recursos acuíferos del suelo de Palestina, y aloja la mayoría de la tierra agrícola fértil en Palestina. Dado que la agricultura es la espina dorsal de la economía de Palestina y que continuará siéndolo en el futuro, el acceso a esa tierra es esencial para la continuidad de la existencia palestina.

           Los desplazamientos y las demoliciones son un acontecimiento diario en la Zona C. Los desplazamientos forzosos en el Valle del Jordán reflejan la política conjunta de Israel sobre la Zona C, que muestra limpieza étnica, como hacer depender a los palestinos de Israel para el agua y otras necesidades, y así mismo provoca la estrangulación del sector agrícola palestino.

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)