Versión para impresiónSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

Nueva apropiación masiva de tierra en Belén

La Administración Civil Israelí anunció el Domingo 31 de Agosto la toma de posesión planeada de casi 4.000 dunums  (aprox. 1000 acres) en una zona cercana a Belén. Esta es la mayor confiscación de tierra anunciada de una vez en los últimos 30 años.
 
Esta apropiación masiva afecta a cinco aldeas palestinas llamadas Jaba, Surif, Wadi Fukin, Husan y Nahalin. Hay que darse cuenta de que esta acción ilegal y criminal significa que los palestinos que están viviendo en esa zona no solo perderán su tierra sino que también serán afectados con nuevos acosos diarios, lo que va ha empeorar sus vidas y dañar su derecho al movimiento. Las aldeas palestinas serán rodeadas por las llamadas “vallas de seguridad“, por puestos de control, puede que por un nuevo muro del apartheid,  por nuevas carreteras del apartheid, lo que los obligará a hacer rodeos mayores y restringirá gravemente las posibilidades de los palestinos para entrar o salir de sus aldeas. Más aún, la tierra robada significa la destrucción de su cosecha.

Ya desde Junio tres puestos de avanzada ilegales se han fundado alrededor de Belén. La zona confiscada ahora está también ubicada al Sur de Belén y cerca del asentamiento ilegal llamado Gevaot, que será expandido. Israel ha anunciado cerca de 1,500 nuevos hogares para colonos desde mediados de Junio, informó Maan, que podrían albergar más de 6,000 nuevos colonos en Cisjordania.
 
Esta última confiscación de tierra ha sido criticada hasta por funcionarios del Departamento de Estado de los  EE.UU., que la califican de ‘contraproducente para los esfuerzos por la paz que han sido hechos recientemente después del acuerdo de las partes entre Gaza y el gobierno israelí’. Líderes europeos y de los EE.UU. le han pedido a Israel que revierta esa política.
 
De hecho, esta nueva confiscación de tierra es una parte integral del ataque violento contra el pueblo palestino que se ha visto en su más horrorosa expresión en el ataque criminal sobre Gaza. Desde el final de la Iniciativa Kerry de conversaciones entre los líderes palestinos e Israel, Israel continuamente ha buscado el incremento de la confiscación de tierra, de la limpieza étnica y de la represión brutal al pueblo palestino.
 
La excusa israelí de que la confiscación es una ‘venganza’ por el secuestro de los colonos en Junio es una simple admisión de otro crimen de guerra cometido por Israel – y es otro acto premeditado y organizado de castigo colectivo contra el pueblo palestino. Más aún, pierde cualquier credibilidad dentro de la estructura general de los planes existentes de limpieza étnica presentada abiertamente por Israel desde siempre. De hecho, Haaretz informa que "la intención de la apropiación de tierras es crear continuidad territorial entre la Línea Verde y los asentamientos de Beitar Illit, Kfar Etzion, y Gvaot. El anuncio es el ultimo de una serie de planes diseñados para agregar el bloque del asentamiento de Etzion a Jerusalén y sus alrededores." La zona solapa en buena parte la tierra que queda aislada por el Muro del Apartheid para conectar los bloques de asentamientos en Jerusalén y expulsar a la población palestina de esa zona.
 
Esta apropiación masiva tiene que ser detenida. No emprender acciones ni reaccionar será simplemente otra luz verde para futuros robos de tierra por parte del gobierno ocupante de Israel.

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)