Después de nuestra última petición, la UE ha rescindido su contrato con los drones militares de Israel suministrados por Elbit Systems. Mientras que la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) quiere alquilar nuevos drones: ¡digamos a las agencias europeas que no nos engañamos! ¡No es no!

El uso de drones militares israelíes para hacer cumplir las mortíferas políticas europeas contra la inmigración es inaceptable.

Por eso exijo:

A la EMSA, excluir a los productores de armas israelíes de la licitación de estos contratos.

A la EMSA sólo utilizará drones con fines civiles y no ponerlos a disposición de Frontex u otros para vuelos de seguridad fronteriza.

A Frontex, poner fin a sus contratos de vigilancia con drones con Airbus, IAI y Elbit.

Saludos,


Para: Comisaria de la UE Adina Valean, Comisario de la UE Virginijus Sinkevicius, Comisario de la UE Yiva Johansson

Etimado/a señor/a,

Recientemente, la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) emitió dos avisos de licitación para servicios de vigilancia con drones. Los drones se utilizarán para varios propósitos. Esto incluye compartirlos con la agencia de la guardia de fronteras de la UE, Frontex, para realizar misiones de vigilancia fronteriza para interceptar refugiados. Recientemente, Frontex ha sido objeto de muchas críticas por su participación en devoluciones ilegales de refugiados a Turquía y su cooperación con la Guardia Costera de Libia para devolver barcos con refugiados a Libia, donde les aguarda la explotación y la tortura en sus centros de detención conocidos. Desde 2014, más de 21.000 migrantes han muerto al intentar cruzar el Mediterráneo.

EMSA prevé gastar 70 millones de euros en estos contratos. Se puede esperar que las dos grandes empresas de armas israelíes, Elbit Systems e Israel Aerospace Industries (IAI), estén entre los licitadores de estos nuevos contratos. Estas empresas desarrollan sus drones en estrecha cooperación con el ejército israelí y los promueven como “probados en el campo”: los drones “asesinos” armados de ambas compañías se han utilizado ampliamente para matar y oprimir al pueblo palestino.

Anteriormente, a través de la empresa portuguesa CeiiA, EMSA arrendó dos drones Hermes 900 fabricados por la empresa militar más grande de Israel, Elbit Systems. También se desplegaron para varios objetivos, incluido el vuelo de misiones de vigilancia de fronteras para Frontex. El contrato no se renovó después de que más de 10.000 personas se opusieran al uso de drones militares israelíes para las políticas antiinmigración de la UE. El otoño pasado, la propia Frontex otorgó 50 millones de euros en contratos a las empresas de armas Airbus, IAI y Elbit para proporcionar vuelos de vigilancia con drones para la seguridad fronteriza en el Mediterráneo.

El uso de drones militares israelíes para hacer cumplir las mortíferas políticas europeas contra la inmigración es inaceptable.

Por eso exijo:

A la EMSA, excluir a los productores de armas israelíes de la licitación de estos contratos.

A la EMSA sólo utilizará drones con fines civiles y no ponerlos a disposición de Frontex u otros para vuelos de seguridad fronteriza.

A Frontex, poner fin a sus contratos de vigilancia con drones con Airbus, IAI y Elbit.

Saludos,

show less

Somos organizaciones que nos hemos unido en un espacio de acción conjunto por un Mundo sin Muros y por la libertad, la justicia y la igualdad de todas las personas.

Creemos en el derecho del pueblo palestino a la libre determinación y al regreso a sus hogares. Exigimos el fin de la ocupación israelí y su versión de “Apartheid del siglo XXI”. Además, exigimos que todos los responsables de su aplicación y los que la ayuden, inciten y se beneficien de ella rindan cuentas.

Creemos en el derecho de las personas a migrar y en la obligación de los estados de garantizar la protección, la entrada y el respeto de los derechos humanos para todas las personas en movimiento. La guerra contra la migración no solo genera graves violaciones de los derechos humanos, sino que también sirve como cortina de humo para el crimen sistémico que constituyen las políticas anti-migración de la UE.

Creemos que la militarización de nuestras sociedades, nuestras fronteras y el Mediterráneo para defender las políticas de la UE que refuerzan las desigualdades y la exclusión deben acabar. Más que nunca, necesitamos atención médica no guerra, y políticas que redistribuyan los recursos entre las personas no entre la industria de armas y de vigilancia.

Nuestras luchas están interconectadas: las políticas europeas contra la migración, que en muchos casos se asemejan a los paradigmas israelíes y a menudo se implementan con tecnología israelí, tienen como objetivo a las personas migrantes, financian el Apartheid israelí y la ocupación militar contra el pueblo palestino y militarizan las sociedades europeas.

Por lo tanto, nos comprometemos a trabajar juntos en la intersección de estas luchas de justicia social antirracista y anticolonial para construir campañas que desafíen los lazos entre la UE e Israel que dañan los derechos de las y los palestinos, los derechos de las personas migrantes o están profundizando las políticas de militarización.

Contáctenos para más información y cómo unirse a nosotros: