Versión para impresiónSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

Wadi el Maleh: Historia y vida de una antigua comunidad en peligro de extinction.

Wadi el Maleh, al norte del Valle del Jordán, es un antiguo punto de atracción usado durante siglos por turistas y población local por sus fuentes de agua mineral. Lo que era un establecimiento turístico se ha transformado, desde la Ocupación del Valle en 1967, en un lugar donde la población palestina lucha por sobrevivir.



***image2*** La comunidad palestina en Wadi el Maleh –cerca de 500 personas– está obligada ahora a vivir en tiendas. La Ocupación les impide la construcción de nuevos edificios y los medios de transporte y servicios básicos están vetados para la comunidad. Para poder acceder a cuidados médicos, o en casos de emergencia, las personas necesitan ir hacia Tubas, ubicada a 13 kilómetros de distancia. Desde el comienzo de la Intifada de Al Aqsa el puesto de control de Tayasser impide a la población palestina moverse del área. Con clausuras que han sido intensificadas en los últimos meses, ya que la Ocupación lleva a cabo su proyecto de judaizar el Valle del Jordán, la población palestina no puede acceder a instituciones médicas, sociales y educativas de Tubas.



Como resultado del deterioro de las condiciones de vida, se instaló una pequeña clínica en una tienda del pueblo en enero del 2006. Ahora, en un intento por romper el espíritu de resistencia de la comunidad, la Ocupación ha informado la destrucción de este servicio. Los soldados llegaron al pueblo el domingo 23 de abril, comunicando que la tienda debía ser desmantelada o ellos volverían para destruirla.



Actualmente, la principal fuente de trabajo para los pobladores de Wadi el Maleh es la ganadería. La Ocupación, desde 1967, no solamente ha destruido los tradicionales hoteles de la zona, sino que ha declarado toda el área como zona de entrenamiento militar. Los campesinos son continuamente amenazados cuando pastorean sus animales, ya que en sus tierras se llevan a cabo entrenamientos militares. Incluso el acceso a las fuentes de agua mineral resulta difícil en las últimas semanas, ya que un gran número de turistas sionistas ha llegado hasta la zona. La comunidad de Wadi el Maleh vive bajo amenaza de la Ocupación que busca judaizar el Valle y determinar una realidad permanente de anexión.



***image3*** ***image4***







x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)