mega888 Mundo sin muros

Mundo sin muros

MUNDO SIN MUROS

La llamada por un mundo sin muros, lanzado en 2017 por movimientos palestinos y mexicanos, cuenta hoy con el respaldo de más de 400 movimientos, grupos y redes en todo el mundo.

Mundo sin Muros ha pasado de ser un Día Interacción anual, el 9 de noviembre, a ser también un espacio de encuentro para construir conexiones entre movimientos que luchan contra los muros de expulsión, exclusión, opresión, discriminación y explotación..

Los muros no solo se han levantado para fortalecer las fronteras del control estatal, sino que también demarcan los límites entre los ricos, los poderosos, los socialmente aceptables y los “otros”. Este es el momento de unirnos para derribarlos.

En lugar de ceder a la tentación de quedarnos completamente absortos ante las crisis y ataques cada vez más dramáticos y brutales a nuestras vidas y luchas, Mundo sin Muros es el momento en el que levantamos la cabeza, vemos más allá de los muros y percibimos las luchas de los otros y las conexiones entre ellos para ganar fuerza y ​​confianza conjuntamente. Esta mirada más allá de los muros nos permite ver en el horizonte un mundo de justicia, libertad e igualdad que nos da esperanza y dirección.


LOS INICIOS…

En 2002, cuando Israel comenzó a construir su Muro en la ocupada Cisjordania, resultó absolutamente indignante. Para la comunidad jurídica, la descarada herramienta de la anexión fue impactante y la Corte Internacional de Justicia en 2004 confirmó su ilegalidad. Para el público en general, era la forma en que Israel había encontrado para robar incluso la tierra palestina. Parecía imposible y nos costó mucho convencer a la gente de que Israel realmente estaba construyendo un muro de hasta 8 metros de altura y 810 km de longitud en Cisjordania.

En 2002, cuando Israel comenzó a construir su Muro en la ocupada Cisjordania, resultó absolutamente indignante. Para la comunidad jurídica, la descarada herramienta de la anexión fue impactante y la Corte Internacional de Justicia en 2004 confirmó su ilegalidad. Para el público en general, era la forma en que Israel había encontrado para robar incluso la tierra palestina. Parecía imposible y nos costó mucho convencer a la gente de que Israel realmente estaba construyendo un muro de hasta 8 metros de altura y 810 km de longitud en Cisjordania.

Pero luego, en vez de presionar para que Israel derribara su muro, el modelo se normalizó y se extendió. Hoy en día, existen unos 70 muros para militarizar las fronteras e imponer el control estatal sobre las tierras ocupadas en todo el mundo.

Fue la campaña electoral de Donald Trump, que como cualquier política estadounidense tuvo repercusiones globales, lo que preparó a la gente para enfrentarse a los muros. En 2018, los movimientos mexicano y palestino lanzaron la llamada por un Mundo sin Muros. Dijimos en la llamada:

“Desde el Muro del apartheid de Israel en tierra palestina hasta el Muro de la Vergüenza de Estados Unidos en tierras indígenas en la frontera con México, los muros son monumentos de expulsión, exclusión, opresión, discriminación y explotación. […] Los muros no solo se han levantado para fortalecer las fronteras del control estatal, sino que también demarcan los límites entre los ricos, los poderosos, los socialmente aceptables y los ‘otros’ “.

Hasta ahora, más de 400 movimientos han firmado la convocatoria y se han comprometido a crear conciencia sobre el efecto devastador del creciente dominio de los muros en nuestro mundo y nuestras vidas; crear solidaridad y vínculos entre las personas afectadas por los muros y movimientos que luchan contra los muros; exigir el cese inmediato de estas estructuras que expulsan, excluyen, oprimen, discriminan y explotan. Finalmente, también resistimos para conseguir desfinanciar a los que se benefician de los muros.

Los objetivos

A medida que continúa la crisis económica, civilizatoria y ambiental global, la élite gobernante adopta lo que Charles Derber y Yale R. Magrass llaman la “historia de la seguridad” para infundir miedo en nuestras sociedades inventando falsas amenazas y agravando las amenazas reales. La historia de la seguridad es un elemento fundamental de las potencias supremacistas y nacionalistas de derecha que están ganando terreno en todo el mundo. Como era de esperar, estos líderes y fuerzas políticas son también ardientes admiradores de las prácticas y los muros israelíes.

Israel encuentra en esta dinámica global una fuente de legitimación y un mercado en crecimiento para todo tipo de paradigmas, metodología y tecnología de vanguardia que ha desarrollado para reprimir al pueblo palestino. Es así como ahora se beneficia de la difusión de la historia de “Seguridad” y sus visiones exclusivistas y racistas.

Mientras proliferan los muros de todo tipo, Israel encuentra mercados cada vez mayores para su tecnología en el negocio de la “seguridad fronteriza”, el sector de la vigilancia y muchas otras áreas donde la represión y el control están aumentando. A través de un Mundo sin Muros buscamos denunciar a los ‘constructores de muros’, esos tomadores de decisiones políticas y especuladores corporativos que se benefician de los muros. Nuestro objetivo es retirar fondos a los constructores de muros.Como personas que luchan por la libertad, la justicia y la igualdad en todo el mundo, tenemos una batalla común que ganar. Para Stop the Wall es una prioridad política fomentar un llamado colectivo contra esta derecha emergente y una lucha conjunta por un Mundo sin Muros.

Nuestras acciones…

La iniciativa por un Mundo sin Muros se basa en el Día Mundial de Interacción anual, que se celebra cada año el 9 de noviembre. El 9 de noviembre marca el aniversario de la caída del Muro de Berlín.

A lo largo del año, hemos estado organizando delegaciones de Mundo sin Muros en Palestina que han dado la oportunidad a activistas que luchan contra los muros de ver la realidad en Palestina e intercambiar experiencias de lucha con los movimientos palestinos.

Hemos desarrollado reflexiones y apoyado luchas que nos conectan contra la militarización y la discriminación de India a Brasil, de Filipinas a Argentina.

Hemos construido campañas interseccionales que apuntan a las conexiones entre los constructores del Muro, exigiendo, por ejemplo, el fin del uso por parte de la UE de los drones asesinos de Israel y de sus políticas anti-migración que militarizan el Mediterráneo.

en_USEnglish
mega888