Ar-Ras: Un pueblo completo expulsado de su tierra.
Posted in

Ar-Ras: Un pueblo completo expulsado de su tierra.

En la localidad de Ar Ras, al sur de Tulkarem, las Fuerzas de Ocupación han rechazado entregar todos los permisos que los pobladores están obligados a usar para poder acceder a sus tierras, las que han quedado aisladas por el Muro del Apartheid.

***image2*** Estas prohibiciones se presentan en el momento en que los agricultores se encuentran preparando para las plantaciones de la temporada de primavera, donde la tierra es cultivada con trigo, lúpulo y forraje para los animales. Esos animales se han convertido en la principal fuente de ingresos para la población de Ar Ras luego de que el Muro aislara completamente los 8000 dunums de tierra agrícola del pueblo.

Cerca de 50 agricultores solicitaron una renovación de sus permisos, pero todos ellos fueron rechazados. Los últimos permisos fueron emitidos durante la cosecha de olivos en la temporada otoñal, y tenían una duración de sólo tres meses.

El alcalde de Ar Ras señaló que “Las Fuerzas de Ocupación están poniendo condiciones sobre los agricultores que son imposibles de cumplir. Cada agricultor debe entregar un mapa de su tierra en donde se muestre el recorrido del Muro. Para hacer esto se necesita contar con la ayuda de un cartógrafo, lo que es muy caro. Cada agricultor debe además entregar dos solicitudes con su título de propiedad, incluyendo el original, y exigen que haya sido emitido después del 2005, incluyendo el nombre del dueño de dicha tierra. Esto es muy peligroso, ya que la mayoría de los dueños oficialmente registrados han muerto, lo que significa que sus descendientes han perdido el derecho acceder a sus tierras.”

“Los familiares del difunto no inscribieron oficialmente la propiedad heredada ya que simplemente siguen las reglas de la tradición. La Ocupación sabe de esto pero utiliza este recurso para expulsar a nuestro pueblo de nuestra tierra con la intención de anexarla al asentamiento de Sala’it. Este asentamiento fue construido en nuestra tierra y la de nuestros vecinos.”

es_MXSpanish