La empresa Assa Abloy cierra fábrica en asentamiento israelí
Posted in

La empresa Assa Abloy cierra fábrica en asentamiento israelí

La empresa sueca Assa Abloy respondió a la presión de un enfrentamiento entre grupos sin fines de lucro y la Iglesia de Suecia al decidir cerrar su fábrica Mul-T-Lock en el asentamiento Barkan, ubicado en Cisjordania. Un vocero de la compañía señaló que Assa Abloy trasladará su fábrica dentro de la Línea verde y que dicho traslado se debió a cuestiones de índole política.

Assa Abloy compró la empresa israelí Mul-T-Lock en el año 2000, por lo cual adquirió control sobre la fábrica cerrajera en el Parque Industrial Barkan. El Parque Industrial Barkan se encuentra fuera del asentamiento Ariel, el más grande de Israel en Cisjordania. Como todos los asentamientos de Israel en Cisjordania, a Barkan se lo considera ilegal según las leyes internacionales y está ubicado en la tierra Palestina confiscada.

Las organizaciones de la sociedad civil sueca emitieron un informe que sostiene que al manejar una empresa en Cisjordania, Assa Abloy y sus directores podrían ser considerados “responsables directos de la comisión de delitos contra la ley internacional o pueden haber ayudado a terceros a cometer un delito”.

Esta es el segundo cierre que se produjo en el Parque Industrial Barkan, ya que el mes pasado, la compañía Barkan Winery cerró su sucursal en el Parque, luego de entrar en sociedad con la cervecera holandesa Heineken. También en este caso, la empresa respondió a la presión por parte de la sociedad civil, al acordar retirarse del Parque Industrial Barkan.

El problema con estos casos es que dado que tanto Assay Abloy y Barkan Wineries se trasladaron a zonas dentro de la Línea verde, Israel va a continuar llevándose los beneficios de sus operaciones. Para aislar a Israel y obligarla a terminar con su ocupación de Palestina, hay que centrarse en un boicot integral de los productos israelíes y un retiro total de sus corporaciones. Por lo tanto, mientras que estos casos son exitosos en cuanto a que constituyen ejemplos positivos de corporaciones que responden a la presión de la sociedad civil, es importante señalar que para que sea posible tratar los orígenes del problema, el movimiento BDS no debe limitarse a condenar a las corporaciones que operan en los asentamientos de Cisjordania.

es_MXSpanish