Versión para impresiónSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

Activistas cruzan por puentes improvisados sobre el muro del apartheid

Docenas de activistas palestinos cruzaron el muro del apartheid ilegal israelí en Cisjordania el Viernes, cerca del puesto de control de Qalandiya, como parte de una serie de acciones de protesta para mostrar solidaridad con Jerusalén.

Los activistas usaron rampas y escaleras improvisadas y cortaron el alambre de púas para trepar sobre el muro del apartheid cerca del puesto de control militar de Qalandiya, que por lo menos tiene seis metros de altura.

La acción fue parte de una campaña titulada #On2Jerusalem que fue organizada por los Comités de Resistencia Populares.

En los últimos dos meses, Israel anunció 2,600 nuevas unidades habitacionales en el asentamiento de Givat Hamatos, 640 en Ramat Shlomo y 400 en Har Homa, apropiándose de más y más tierra palestina para los colonos judíos. En el barrio palestino de Silwan, los colonos ilegales se quedaron con más de 25 apartamentos palestinos.

Los colonos israelíes y el ejército israelí han invadido la zona casi diariamente. En Octubre, por lo menos 1,355 colonos sionistas, incluyendo miembros de la Knesset, irrumpieron en el recinto de la mezquita al-Aqsa sin permiso. Los líderes políticos israelíes se unen regularmente a los colonos para mostrar que esas invasiones son parte de la estrategia del gobierno. Israel de forma rutinaria cierra el Noble Santuario a los palestinos en las horas entre las oraciones de la mañana y del mediodía, provocando más enfrentamientos. Por primera vez desde que Saladino liberara Jerusalén de los cruzados, las fuerzas de ocupación israelíes cerraron completamente por dos veces el recinto del Noble Santuario, prohibiendo hasta llamar a la oración.

El coordinador de los comités populares Salah Khawaja dijo que intentaron entrar en Jerusalén pero se lo impidió el ejército israelí, que se había desplegado fuertemente en la zona.

El ejército israelí uso fuego real, latas de gas lacrimógeno, granadas aturdidoras y balas de acero recubiertas de goma para dispersar la marcha.

También se reunieron docenas de activistas palestinos cerca de la aldea de Hizma portando banderas palestinas y coreando eslóganes en apoyo a Jerusalén.

Varios jóvenes fueron heridos mientras el ejército israelí abría fuego contra ellos para impedirles cruzar el puesto de control. Los activistas se las arreglaron para cerrar la carretera, mientras el ejército israelí impedía que los colonos pasaran por la zona.

Además, docenas de activistas se manifestaron agitando banderas palestinas a la entrada del asentamiento ilegal de Maale Adumim.

"Intentaron detenernos por llevar banderas palestinas," dijo Khawaja, "Lo que hicimos hoy fue enfatizar que no tenemos otra elección que la resistencia popular y los enfrentamientos con Israel son parte de nuestra lucha para detener los crímenes israelíes contra los palestinos.

El Sábado, ocurrió un incidente similar mientras los activistas palestinos afiliados a los comités de resistencia popular locales en las aldeas al noroeste de Jerusalén abrieron un agujero en el muro del apartheid para conmemorar el 25 aniversario de la caída del Muro de Berlín.

El Muro del aparteid ilegal israelí es en muchos lugares más del doble de alto y casi seis veces más largo que el alemán, y corta a través de Cisjordania para dividir a los palestinos entre ellos y aparentemente está para asegurar la “seguridad” israelí."

Israel comenzó a construir el muro del apartheid en el 2002, y la ruta ha sido blanco de manifestaciones continuas por parte de los pueblos fronterizos cuyas tierras son cortadas por su paso.

Israel ha confiscado regularmente grandes cantidades de tierra palestina para construir el muro.
Si se completa, el 85 por ciento del muro abrá sido construido dentro de la Cisjordania ocupada.
En el 2004 el Tribunal Penal International falló que el muro del apartheid era ilegal y "equivalente a la anexión."

Los críticos creen que el muro parte de una “apropiación de tierra” diseñada para asegurar los asentamientos solo para sionistas construidos en el territorio ocupado que albergan alrededor de 550,000 israelíes y que se convertirán de facto parte de "Israel" a pesar de la falta de un acuerdo de paz, asegurándose el control sobre la tierra confiscada.

Las raíces del conflicto israel-palestino se remontan a 1917, cuando el gobierno británico pidió  "el establecimiento en Palestina del hogar nacional para el pueblo judío" en la ahora famosa Declaración  Balfour.

Israel ocupó Jerusalén Este y Cisjordania durante la Guerra de Oriente Medio de 1967. Más tarde se anexionó la ciudad santa en 1980, reclamándola como la capital del auto-proclamado estado sionista – algo nunca reconocido por la comunidad internacional. En Septiembre del 2000, una visita al lugar hecha por el político israelí criminal de guerra Ariel Sharon encendió la "Segunda Intifada”.

Abbas Momani
x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)