Versión para impresiónSend to friend
Palestinian Grassroots Anti-apartheid Wall Campaign

'Aquí Nos Quedamos' - Lanzamiento De Una Campaña Masiva Por La Firmeza

El sábado 3 de Febrero, una coalición palestina comenzó "Aquí seguimos", una nueva campaña contra la Ocupación en Cisjordania. Activistas de la Coalición por la Defensa de la Tierra, en particular miembros de la Campaña Stop the Wall, del Sindicato de Agricultores, de Solidaridad con el Valle del Jordán y del Foro Juvenil Palestino se reunieron en el pueblo de Al Aqaba para iniciar la plantación de 13 000 olivos.

La acción inicia la campaña "Aquí nos quedamos" que pretende plantar más de 13 000 árboles hasta el Día de la Tierra, el 30 de Marzo. Esta acción apoyará a los agricultores que viven en comunidades específicas y fortalecerá su conexión con la tierra. El grupo también visitó una fábrica de queso, té y labneh administrada por el sindicato de mujeres de al Aqaba.

Esta es la mayor campaña promovida hasta el momento por la Coalición por la Defensa de la Tierra, que tiene la intención de prestar apoyo a más de 30 pueblos y ciudades ubicados en la Zona C en Cisjordania, incluidos Nablus, Tulkarem, Jenin, Burin y las comunidades en el Norte del país y en el Valle del Jordán. La acción continua campañas previas para ayudar a los agricultores durante la época de cosecha y para apoyar a los beduinos del Valle del Jordán en su lucha por el agua y la educación. La Coalición por la Defensa de la Tierra continúa con esta campaña sus esfuerzos por promover la actividad popular actual, no solo apoyando sino tomando medidas con la sociedad local.

La aldea de Al Aqaba es un modelo palestino de resistencia y compromiso para el mundo, a pesar de que sus residentes son constantemente perjudicados y acosados ​​por las acciones militares israelíes alrededor del y en el pueblo. Después de la ocupación de 1967, la zona que rodeaba a la comunidad agrícola fue declarada por las fuerzas de Ocupación área de entrenamiento militar y cerrada con puestos de control. Las acciones militares israelíes impidieron que la gente se moviera libremente y el transporte de productos básicos hacia la aldea. Esto aísla a Al Aqaba de la ciudad de Tubas y de otras aldeas. Después de años de lucha, los aldeanos incluso obtuvieron una orden de los tribunales israelíes para la eliminación de las barreras y puertas, aunque el ejército todavía mantiene una política sofocante de hostigamiento contra los residentes.

El alcalde de la aldea, Haj Sami Sadeq, ha quedado paralítico desde que las fuerzas militares israelíes le dispararon dos veces cuando tenía 16 años mientras cruzaba el terreno para ver a su familia. Sin embargo, esto no lo detuvo. Por el contrario, la administración de Haj Sami Sadeq convirtió al pueblo en un ejemplo de resistencia y administración. Al Aqaba tiene una tasa de desempleo cero y cuenta con buenas estructuras como fábricas, un jardín de infantes, un parque y casas de huéspedes para personas extranjeras interesadas ​​en visitar Al Aqaba.

En 2008, Haj lideró una campaña internacional ya que 39 de las estructuras de la aldea -casi toda la aldea- enfrentaron órdenes de demolición. La campaña recibió el apoyo de varias asociaciones de derechos humanos israelíes y estadounidenses y recibió más de cuatro millones de cartas de protesta de activistas de solidaridad internacional.

La mezquita de Al Aqaba es la única en Palestina que tiene un minarete doble que simboliza al mismo tiempo la paz y la victoria.

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)