Con órdenes de confiscación, o sin ellas, la Ocupación confisca tierras y la población resiste
Posted in

Con órdenes de confiscación, o sin ellas, la Ocupación confisca tierras y la población resiste

***image2***A finales del pasado mes, los bulldozers (retroexcavadoras) de la Ocupación israelí recomenzaron a destruir las tierras de la aldea de Iskaka para la construcción del Muro del Apartheid y continuaron destruyendo y desraizando árboles en la zona de Al-Harayik, tierras de la aldea de Iskaka. En ésta área el Muro aislará las tierras del poblado anexionándolas al asentamiento de Ariel, construido sobre las tierras de Iskaka y de otras aldeas del distrito de Salfit.

La construcción del Muro comenzó hace ocho meses y se detuvo temporalmente por decisión del tribunal de Ocupación debido a la fuerte resistencia encontrada en la zona, que coincidió en este momento con la decisión del Corte Internacional de Justicia acerca de la legalidad del Muro.

Durante este tiempo las Fuerzas de Ocupación declaraban que la construcción del Muro, que llega hasta 22 km hacia el interior de Cisjordania en el distrito de Salfit y anexiona el bloque de los asentamientos de Ariel y Shomron, se había detenido. En un intento de confundir, las Fuerzas de Ocupación afirmaron que el Muro sería reemplazado por una “zona de seguridad” alrededor de Ariel; pero esta llamada “zona de seguridad” está siendo instalada sobre el propio trazado del Muro y, por lo tanto, aísla la misma extensión de tierras. Entre 1.000 y 1.500 dunums (1 dunum = 1.000 m2) de tierras de Al-Harayik están ahora arrasadas por las mismas órdenes de demolición usadas en junio de 2004 para la supuesta paralización del trazado del Muro.

El área que se destruye para la construcción del Muro tiene olivos y cultivos de granos. Durante los últimos ocho meses la gente ha estado atendiendo sus tierras y recuperando lo que se ha destruido en ellas para protegerlas de la confiscación. Una cuarta parte de estas tierras cultivadas están amenazadas de destrucción.

El viernes, 26 de enero, más de 2.000 personas de la aldea, dueñas de tierras confiscadas, personalidades de la vida política y social y organizaciones de Ramallah y Nablus, organizaron una gran manifestación de protesta por la destrucción de tierras para el Muro del Apartheid. Fuerzas de Ocupación intentaron evitar que la gente llegara hasta sus tierras colocando alambradas de púas, aunque el grupo logró con éxito continuar su manifestación.

***image3***

en_USEnglish