Agricultores de Gaza aún más oprimidos por la Ocupación.
Posted in

Agricultores de Gaza aún más oprimidos por la Ocupación.

***image2***En Gaza, agricultores han hecho un llamado popular para boicotear los productos israelíes con los que la Ocupación inunda los mercados palestinos, al mismo tiempo que prohíbe a los agricultores palestinos vender sus productos, tanto en Cisjordania como en las tierras de 1948, o exportarlos. A finales de la semana pasada los agricultores se reunieron frente al puesto de control fortificado del “Terminal de Karni”, al sur de Gaza. Decidieron proteger sus cultivos y controlar sus medios de subsistencia amenazando con quemar todos los productos israelíes que entren en Gaza, en respuesta a las políticas de la Ocupación que estrangulan y destruyen la agricultura palestina.

Los agricultores que cosechan fresas en la Franja de Gaza realizaron una segunda protesta el sábado 14 de enero, esta vez frente al Ministerio de Agricultura. Exigieron a la Autoridad Nacional Palestina garantías para que sus productos puedan ser comercializados fuera de Gaza, y protección de la población palestina frente a los productos israelíes que están inundando Gaza sin restricciones. Esta situación ha sido la responsable de la destrucción de los mercados palestinos locales y priva de medios de subsistencia adecuados a las comunidades palestinas de Cisjordania y Gaza.

Las protestas fueron se desencadenaron por una serie de procedimientos discriminatorios empleados por la Ocupación. El sistema de explotación –y eventual destrucción– de las granjas palestinas, está basado en una obligación contractual desde hace 30 años, por la ahora semigubernamental compañía israelí Agrexco. A través de la entrega del monopolio sobre las exportaciones agrícolas desde Gaza a Israel, los agricultores están obligados a aceptar las exigencias de la compañía para la venta y exportación de sus cultivos. Sin alternativa viable, los agricultores dependen de Agrexco, que establece precios, cantidades y tiempo de exportación. La manifestación solicitó al Ministerio terminar esta relación, levantarse contra la Ocupación y apoyar al pueblo en su lucha por tomar el control de sus actividades económicas.

***image3***Cada agricultor palestino es obligado a etiquetar su cultivo como producto israelí de Agrexco para poder exportarlo a través del monopolio de la Ocupación. El Ministerio de Agricultura de la Ocupación obliga a los agricultores palestinos a someterse a carísimos procedimientos de prueba antes de que la exportación sea posible. Las fresas son puestas en pequeñas cajas de plástico, indicando el lugar de producción y el peso de la caja antes y después del envasado. Todos estos procedimientos encarecen enormemente la producción, mientras que la compañía de monopolio de la Ocupación traspasa todos estos gastos a los agricultores.

Durante décadas las fresas se han convertido en el producto más exportado desde Gaza. La disponibilidad de mano de obra, agua disponible y calidez del clima favorecen una producción masiva de este cultivo. Mientras que la producción para consumo interno ha sido prohibida, las políticas de la Ocupación han estimulado un importante exportación. La producción de fresas en Gaza alcanza de 20 a 30 toneladas por día, pero actualmente la Ocupación negó el permiso de exportación por encima de las 10-15 toneladas. Sin Ocupación aún no se presentaría el problema de la sobreproducción, ya que la población palestina podría comercializar sus productos en Cisjordania y exportar hacia Europa de acuerdo a la demanda.

Las restricciones y medidas impuestas por la Ocupación, que incluyen la fortificación de puestos de control y clausuras, crean retrasos que inevitablemente provocan que las fresas se deterioren en el camino. Mientras tanto, en Cisjordania los consumidores están obligados a comer las fresas de la Ocupación.

Durante el último mes, los agricultores de Gaza perdieron aproximadamente 71.000 dólares como resultado del aprisionamiento de la población y la economía. Si nada cambia se espera que las pérdidas se dupliquen durante enero. Nuevamente medios militares y económicos están trabajando en la destrucción de la agricultura palestina en pueblos como Beit Lahya, donde el ejército israelí lleva a cabo ataques diarios que han devastado numerosos cultivos de fresas.

La “desconexión” ha mostrado ahora otra de sus caras. El sistema de una ocupación militar brutal, muros y asesinatos que siguen su curso por medio de una sofisticada explotación económica y esclavitud que deja a los agricultores palestinos sin ninguna otra opción que la resistencia al proyecto sionista.

***image4***

en_USEnglish