Continuas protestas unen al pueblo palestino contra los crímenes sionistas en Palestina y Líbano.
Posted in

Continuas protestas unen al pueblo palestino contra los crímenes sionistas en Palestina y Líbano.

En toda Palestina, las protestas han ocupado las calles como una muestra de determinación de continuar con la resistencia. Decenas de miles se han sacado la voz en contra de los crímenes sionistas en gaza y Líbano, denunciando además, la complicidad de los países árabes y de la comunidad internacional. Más que nunca, resulta evidente que el proyecto sionista – que niega la existencia del pueblo palestino – amenaza a toda la población de oriente medio.

***image2*** El 1 de agosto, miles de personas se manifestaron en la ciudad de Ramallah, organizada por las Fuerzas Islámicas y Nacionales, las Uniones de Trabajadores, los movimientos de mujeres, y por organizaciones de la sociedad civil. Las personas marcharon a través del centro de la ciudad, llevando banderas palestinas y libanesas. La marcha terminó el la plaza Al Manara, donde oradores hicieron un llamado a la ONU a sancionar Israel y para que los líderes israelíes sean enjuiciados en una Corte Criminal Internacional. Representantes de las organizaciones convocantes denunciaron el proyecto israelí-estadounidense para un “Nuevo Oriente Medio” que dividirá los países árabes en cantones religiosos y étnicos. El plan ha sido presentado como una herramienta para terminar con la resistencia a lo largo del mundo árabe. También se manifestaron en contra de la masacre cometida en Qana por las fuerzas sionistas. Esta manifestación simboliza el mensaje palestino al mundo: No hay lugar para la Ocupación en Palestina o Líbano. Atacaron el silencio y complicidad de los líderes árabes, lo que contribuye al asesinato de población libanesa y palestina.

En respuesta a la segunda masacre en Qana perpetrada por las fuerzas sionistas en menos de 10 años, el Comité Islámico y Nacional de Actividades llamó a una marcha desde la municipalidad de Nablus hacia la Plaza de los Mártires en el centro de la ciudad. Los manifestantes destacaron la continua agresión sionista en Líbano y Palestina. Flamearon banderas libanesas y palestinas y llamaron a continuar con la resistencia, al igual que pancartas condenando el apoyo de Estados Unidos a la guerra y el silencio de los líderes árabes ante el asesinato diario de civiles inocentes. Los manifestantes también hicieron un llamado por la liberación de los presos políticos palestinos detenidos en cárceles israelíes.

En el Campo de Refugiados de Balata, cientos de niños realizaron una protesta frente a la oficina de UNRWA en la entrada principal del campo. Los manifestantes expresaron su solidaridad con los niños asesinados en Qana. Diez años atrás, las fuerzas sionistas bombardearon el edificio de la ONU en Qana, asesinando decenas de personas. En esta ronda de crímenes israelíes, la ONU jugó un rol importante abriendo los caminos para las masacres de población libanesa al rechazar la entrega de refugios en el sudeste libanes, haciendo que la población quedara vulnerable a los subsecuentes bombardeos de las fuerzas de ocupación. Los jóvenes llevaron pancartas condenando la guerra y denunciando el apoyo estadounidense a los crímenes israelíes.

En Hebron, miles de personas marcharon desde la mezquita Hussain Ibn Ali en la calle Ein Sara hacia la plaza Manara en el centro de la ciudad. En la plaza, las personas se reunieron para escuchar los discursos que manifestaban el rechazo y protesta contra la masacre perpetrada por Israel que causó la muerte de cerca de 60 vidas, 37 de ellas niños. Las pancartas contenían slogan contra la Guerra estadounidense-israelí y la Ocupación. Representantes de los partidos políticos palestinos realizaron discursos destacando el consenso nacional que ha emergido a través de las manifestaciones populares.
En la ciudad de Gaza, se llevó a cabo una marcha organizada por las Fuerzas Islámicas y Nacionales. Miles de personas marcharon en apoyo al pueblo libanés y la resistencia. Los manifestantes llenaron las calles del centro de la ciudad con cánticos y eslóganes hasta alcanzar las dependencias del Consejo Legislativo Palestino. Los discursos confirmaron la unidad del pueblo palestino en su lucha contra la Ocupación, mientras que denunciaron el silencio del mundo árabe e hicieron un llamado a la comunidad internacional para que termine el apoyo a los planes sionistas en Palestina y en la región.

***image3*** En Sakhnin, en el norte de Galilea, 4000 personas de todo el distrito de manifestaron en contra de las masacres y la Guerra en Líbano y Palestina. La protesta fue organizada por el comité popular de la ciudad. Se adhirieron personas de la zona del “triángulo” – Ar Raba, Deir Hanna y Shahur. Los manifestantes marcharon a través del centro de la ciudad llevando banderas palestinas y exigiendo un inmediato fin de la guerra. En el punto final, frente al monumento en honor a los mártires, se realizaron discursos y oraciones por las personas que fueron asesinadas.

En Yaffa decenas de abogados palestinos de las tierras del 48 se manifestaron contra la guerra. Sus eslóganes destacaron la unidad del pueblo desde Gaza hasta el Líbano y llamaron a un inmediato término de la guerra en Palestina, Líbano e Irak.
El día 2 de agosto, cientos de personas en la localidad de Tubas se reunieron para protestar en frente de las dependencias de la Cruz Roja y emitieron un memorando a la organización destacando el sufrimiento del pueblo palestino y libanés y la responsabilidad de la comunidad internacional para terminar con los crímenes de guerra.

El día 4 de agosto, en la ciudad de Belén, las Fuerzas islámicas y Nacionales organizaron una manifestación a la que se unieron miles de personas, comenzando en la Iglesia de la Natividad y recorriendo el centro de la ciudad hasta la calle Cine. En al Khader, la protesta semanal fue dedicada a manifestarse contra las masacres en el Líbano y Gaza. Cerca de 200 personas expresaron su deseo de seguir resistiendo contra los planes sionistas en Palestina y en la región.

En Bil’in, 300 personas – vestidas de negro para conmemorar la masacre de Qana – marcharon hacia el Muro. Como siempre, las fuerzas de ocupación intentaron dispersar de manera brutal a los manifestantes disparando gas lacrimógeno hacia la multitud. Los jóvenes respondieron lanzando piedras luchando por su derecho a la libertad y a su tierra.

En Tire, al norte de Galilea, la Lista Nacional Democrática organizó una manifestación a la que se unieron Azmi Bishara y Jamal Zahalka. La protesta llamó a un término inmediato de la guerra y elogió la resistencia del pueblo libanés y palestino. Los oradores denunciaron la guerra como parte del plan estadounidense para el “Nuevo Oriente Medio” y predijeron que Israel será vencido. Acusaron a Amir Peretz de su responsabilidad en los crímenes cometidos en esta última ronda de agresiones sionistas.

En Nazareth, el comité popular organizó una conferencia en apoyo al Líbano. Entre los asistentes se encontraban los líderes de los partidos árabes representados en el Knesset. Oradores de las Alturas del Golán y de Líbano contribuyeron a través del teléfono.

En Lijdide y Muruk, cerca de Akka, se llevó a cabo una manifestación que comenzó en la plaza a la entrada de Mujer. Los protestantes cargaron pancartas contra la guerra y exigieron el término inmediato de la guerra. Eslóganes denunciaron al gobierno sionista como un gobierno de criminales y dejaron en claro que nadie quedará en silencio ante estos crímenes de guerra cometidos por ellos.

El día 6 de agosto, cientos de personas de la localidad de Beit Sahour se unieron a una manifestación llena de símbolos. Llevando 3 ataúdes, los pobladores marcharon desde el Club Ortodoxo a través de las calles de la ciudad vieja hasta el mercado popular, donde quemaron los ataúdes. Uno de ellos simbolizaba la Liga Árabe, el otro la ONU, y el otro la conciencia internacional.

El día 7 de agosto, en Khan Younis, los niños comenzaron una protesta en frente de las dependencias de la municipalidad en apoyo del pueblo palestino y libanés que están enfrentando los crímenes israelíes. Llevaron pancartas que expresaban que ellos son los niños bajo la lluvia de verano comenzada por Israel, primero en gaza y ahora continúa en Líbano. La protesta continuo por tres días en el centro de Khan Younis.

En Jerusalén, activistas cristianos, musulmanes y drusos organizaron una protesta en apoyo al pueblo palestino y libanés. Caminaron desde la Iglesia de la Asunción, a través de los mercados antiguos, hasta la Mezquita de Al Aqsa. La manifestación concluyó con una conferencia de prensa en la Puerta de Asbat donde los oradores exigieron un término inmediato de la guerra e hicieron un llamado a los países árabes para unirse contra los planes estadounidenses israelíes en orden de rescatar al pueblo palestino y libanés. También exigieron un intercambio de prisioneros.

Cada noche, en Ramallah, el pueblo lleva a cabo discursos y escucha música nacionalista en la plaza de Al Manara.

en_USEnglish