mega888 Universidad de Bir Zeit Problemas debido al estado de sitio y la ocupación
Universidad de Bir Zeit Problemas debido al estado de sitio y la ocupación
Posted inSin categorizar

Universidad de Bir Zeit Problemas debido al estado de sitio y la ocupación

***image2*** Mi nombre es Omar Deriah. Estudio Administración de Empresas en la Universidad de Bir Zeit. Soy de Aqraba en el distrito de Nablus, pero ahora vivo en la localidad de Bir Zeit. Es una carrera de tres años, pero ya llevo estudiando cuatro por razones que voy a explicar a continuación.

En un primer momento quería vivir en casa y venir todos los días desde Nablus a la Universidad. Pero en este recorrido se encuentran habitualmente tres puestos de control: primero Hawara, luego Yizrar y finalmente Za’atara. Para llegar al área de Ramallah tengo dos opciones: ir por el puesto de control de Qalandya o por el de Atarah. Y, por supuesto, me encuentro además con inesperados puestos de control volantes en todas partes.

Los puestos de control son la principal razón por la que estoy viviendo en Bir Zeit. Ir desde Nablus a Bir Zeit, antes de la existencia de estos puestos, requería sólo 3/4 de hora, por lo que no había necesidad de vivir en Bir Zeit. Ahora, y por esa misma causa, tienes suerte si llegas a Nablus en tres horas. Para estudiantes como yo, que tenemos trabajo voluntario además de otras actividades, significa llegar a casa bastante tarde. Muchas veces el viaje puede durar más de 3 horas. Depende del estado de ánimo en que se encuentran los soldados.

Una vez, hace un año, me encontré con veinticuatro puestos de control en un solo día mientras me dirigía a Bir Zeit, los conté. Por supuesto, no eran exactamente veinticuatro puestos de control, era un jeep militar que conducía cerca de nosotros. Circulaba durante 10 minutos y luego se detenía por una o dos horas, sin dejar pasar al resto de los automóviles. El jeep hizo lo mismo durante todo el trayecto a Ramallah. Crucé el puesto de control de Hawara a las nueve de la mañana, y llegué a Bir Zeit a las seis de la tarde. Estas 24 paradas se añadieron al resto de puestos de control permanentes.

***image3*** Cuando cruzamos uno de los principales puestos, como Hawara, tenemos que abandonar el automóvil y cruzar caminando unos cuantos metros hasta el otro lado, donde los soldados nos revisan todo. Algunas veces pueden darte un papel y te dicen que debes ir al DCO (la oficina de coordinación entre Israel y la Autoridad Palestina). Esto me pasó una vez, pero no fui al DCO. Si en el futuro ellos me dan otro de estos papeles y no me presento, me golpearán y me humillarán. La tercera vez se transforma en una orden militar por lo que, bajo sus normas, pueden ponerte en prisión.

En los puestos de control con frecuencia los soldados exigen a la gente que se quite la ropa. Si el soldado no quiere que alguien pase, simplemente lo detienen y no lo dejan cruzar. Muchas veces tenemos que esperar una o dos horas y a veces los soldados nos dicen que nos volvamos a casa. Depende de su buen o mal humor.

Por supuesto, dejar mi casa y tener que vivir en Bir Zeit me cuesta mucho dinero. Una semana de comida y transporte equivale como mínimo 150 shekels gastando lo menos posible, incluso sin contar el alquiler. Cuando incluyes los gastos de una casa, agua y electricidad es mucho más caro.

Mi padre trabajó en Israel durante veintitrés años, antes del comienzo de la Intifada. Pero mi tío era un activista político y era buscado por Israel, por lo que las fuerzas de ocupación dieron a mi padre dos opciones: una era dejar de trabajar en Israel y la otra era presionar a su hermano para entregarse. Si no ponía presión sobre su hermano, a sus hijas e hijos se les prohibiría viajar. Por supuesto mi padre no presionó a su hermano, por lo que dejó de trabajar en Israel y nosotros tenemos muchas restricciones de movimiento. Él no cuenta con permiso para trabajar, se lo rechazaron por “razones de seguridad”, así que ahora mi padre está sin empleo. Sigue en casa, desde hace cuatro años, sin trabajo. Cuatro de sus hijos estudiamos en la Universidad de Bir Zeit.

***image4*** Es muy difícil lidiar con esta situación, no te lo puedes imaginar. Es posible que no nos estemos apañando bien, pero es muy difícil. Tenemos que terminar nuestros estudios ya que es la única manera de poder avanzar en la vida y poder contar con opciones de futuro. Incluso si queremos trabajar, no hay trabajo en este país bajo ocupación. La Educación es la única manera, por lo que debemos endeudarnos para completar nuestros cursos. Tienes que hacer lo que sea por completar tus estudios.

Tras cuatro años sin trabajo mi padre abrió un pequeño negocio. No obtiene mucho dinero, sólo suficiente para pagar los gastos básicos y ciertamente no es una vida de lujo. Durante el tiempo en la Universidad no pagamos las matrículas y dependemos de la ayuda que viene de los países árabes. Los estudiantes presionan en la Universidad para bajar el precio de las tasas, y para mejorar las instalaciones. La vida continúa.

La primera vez que asistí a la Universidad estudié Programación de Computadoras. Era muy bueno en ello pero tuve que abandonarlo por diferentes razones. Primero porque no contaba con el dinero para estos cursos, que son bastante caros. Además de la matrícula del curso hay otros gastos relacionados con el curso de Programación. Tienes que tomar otros cursos fuera de la Universidad con precios que van desde los 300 hasta los 1200$, además de los costos del curso de la Universidad. Simplemente no podía solventar esos gastos. Por lo tanto, completé Programación de Computadoras como materia secundaria, e ingresé a Administración de Empresas, ya que es un curso más barato, además de que resulta más fácil poder encontrar un trabajo después de graduarte..

De hecho, no pago la matrícula completa de la Universidad. El curso se supone que cuesta unos 500 dinares jordanos por semestre, pero sólo pago 100. Todos los estudiantes tenemos problemas de financiación al comienzo del semestre, por lo que obligamos a la administración de la Universidad a bajar las tasas, lo hicimos realizando una huelga a comienzos de cada semestre. A veces estamos en huelga durante un mes por lo que no tenemos clases, sólo clases informales. El consejo de estudiantes presiona para abaratar las tasas.

Después de un mes sin haber tenido clases oficiales llevamos mucho retraso con respecto al programa de estudios, lo que provoca nuevos problemas. Como me matriculé tarde a causa de la huelga, cuando lo hice encontré que la mayoría de las clases estaban llenas porque los estudiantes que sí habían podido abonar los 500 dinares se habían matriculado al comienzo del curso. Así que me vi obligado a cambiar de asignaturas si no quería tener que esperar hasta el siguiente semestre para elegir las que yo quería. Así que ahora voy con retraso en mi programa de estudios.

***image5*** Mi hermana también se encuentra estudiando en Bir Zeit, pero se vio forzada a suspender sus estudios por esta razón. Esta huelga significó que me atrasara un año, razón por la cual llevo estudiando cuatro años en vez de tres. Nuestra situación académica se ve afectada por los problemas económicos.

Toda la universidad se ve afectada de dos maneras. Primero, la Universidad opera con un presupuesto bastante reducido ya que los estudiantes no están en condiciones de pagar las matrículas. Segundo, los profesores dejan la universidad ya que no cuentan con los salarios adecuados, especialmente después de que la comunidad internacional congelara la ayuda al gobierno. Pero, de igual manera, los académicos no reciben tampoco un salario adecuado. Por lo que si la escuela tiene un profesor especializado en una materia, el profesor termina abandonando la universidad ya que su salario es tres veces menor que el de un profesor en el extranjero. Muchos se van porque el salario no resulta suficiente.

Para los estudiantes, no tener dinero suficiente significa que tampoco tenemos el tiempo necesario para dedicar a nuestros estudios. Si el estudiante se centra en estudiar, encontrará dificultades en conseguir dinero para pagar la renta, las cuentas y todos los demás gastos. Si quiero, por ejemplo, hacer un trabajo de investigación para un curso, la Universidad no pagará por ello, por lo que yo debo sufragar todos esos gastos y las fotocopias, el transporte y el resto de gastos suponen mucho dinero. No lo tengo, así que debo trabajar aunque no consiga lo suficiente: sólo cinco shekels por una hora. Después de trabajar no puedo estudiar ya que vuelvo bastante cansado. Si trabajo en el turno de noche, no puedo ir a la universidad a la mañana siguiente. Conozco a muchos estudiantes que están trabajando por sólo cinco shekels la hora. Vuelven a sus casas a las once o doce de la noche, por lo que no pueden estudiar adecuadamente y esto afecta sus notas.

La situación tanto para los estudiantes como para la Universidad va de mal en peor. Se supone que la Autoridad Palestina debe aportar dinero para subvencionar parte de los gastos de la Universidad, pero debido al bloqueo económico no ha podido hacerlo. La Universidad se verá forzada a cerrar sus puertas dentro de tres años si la situación sigue como hasta ahora.

Voy a Nablus sólo una vez al mes, pero hacerlo es bastante difícil debido a los puestos de control. Personalmente no me gusta pasar por estos controles ya que sé que los soldados se comportan en función de su buen o mal humor. Ellos pueden arrestarme por alguna razón. Te arriesgas a que lo hagan o no. Si llegaran a hacerlo perdería los cuatro años de estudios que estoy luchando por finalizar.

También tengo razones personales por las que no vuelvo. No hay nada que hacer en Aqraba, por lo que prefiero quedarme en Bir Zeit y realizar actividades para desarrollar mis habilidades. Me cuesta 25 shekels cada viaje a Aqraba. En un mes, viajar todos los fines de semana me costaría 200 shekels que prefiero usar en cosas más útiles.

***image6*** El problema más importante dentro de la Universidad es el arresto de estudiantes. Si estás implicado en cualquier tipo de movimiento estudiantil, la ocupación considera que estás trabajando contra sus leyes militares. Cada estudiante en esta situación sufre amenazas de detención y arrestos. El arresto puede prorrogarse una y otra vez. Algunos son detenidos por 3 meses, otros por más de un año. Hay algunos estudiantes que realizan actividades políticas fuera de la Universidad, ellos también sufren amenazas de detención y arrestos. Esto afecta a muchos estudiantes.

Cada nuevo semestre, usualmente el primero de ellos, cuando hay nuevos estudiantes, los oficiales de inteligencia israelíes, especializados en asuntos universitarios, aparecen. Investigan detalladamente a cada estudiante. Hay muchos estudiantes extranjeros en Bir Zeit que trabajan para los servicios de inteligencia israelíes. Hay muchas historias acerca de ellos y muchos han sido expulsados de la universidad.

Los oficiales de inteligencia israelíes tienen una campaña enorme en las residencias estudiantiles y en los hostales. Los estudiantes se encuentran temerosos. Generalmente se sabe cuándo van a llegar. Suelen aparecer el primer mes del inicio de semestre. Llegan a medianoche, o a las 2 ó 3 de la madrugada. Ellos me arrestaron. Entraron muchas veces en mi casa, había un oficial con ellos. Él me pidió que lo acompañara, no porque él me quisiera a mí particularmente, nos pidió a varios lo mismo. Nos tomó fotos y recogió información personal de cada uno creando un expediente de cada estudiante.

Algunas veces aparecen con una lista de nombres. Esto es otra cosa, diferente a los oficiales de inteligencia. Cuando la inteligencia viene, sólo se limitan a hablar y tratan de obtener la mayor cantidad de información posible de los estudiantes. Pero cuando los soldados vienen con una lista de nombres, se llevan detenidos a los estudiantes. En mi caso, yo era un estudiante nuevo y querían saber quién era. Querían conocer la situación de cada uno de nosotros, nuestros antecedentes sociales y, a partir de ahí saber si podrían contar nosotros.

Ellos asaltaron mi casa y los oficiales me exigieron que saliera. Me fui con ellos. Éramos más de 70 estudiantes apiñados en un bus sin asientos. Nos vendaron los ojos a cada uno de nosotros y nos llevaron al campamento militar de Al Farr. El guardia describió: “Tienes tus manos atadas, este bus es completamente de metal, no hay asientos, y está acondicionado para 30 o 40 personas”. Éramos cerca de 70 personas en él, fue horrible.

Cuando llegamos a Al Farr nos quitaron las vendas de los ojos. Había un oficial bastante agradable, sin uniforme, diferente a los soldados que solemos ver en los puestos de control. Habló con nosotros bastante tranquilo. Nos preguntó muchos detalles acerca de nuestras vidas, y otras preguntas que no venían al caso. Pretendían que colaboráramos con ellos. Estaban probando nuestras reacciones. La persona que te interroga es un psicólogo especializado en hacer preguntas para descubrir si puedes convertirte en un colaborador. Tratan de descubrir cómo pensamos los estudiantes, nuestras metas y nuestros deseos.

Algunas veces los soldados atacan la Universidad. Cierran los caminos que conducen a la universidad con puestos de control militares. En una ocasión dos jeeps asaltaron la universidad y nos probaron poniéndonos a todos nerviosos, por lo que los estudiantes comenzaron a lanzar piedras a los jeeps. Los soldados traían cámaras con ellos, tomaron fotografías de todos. Por tirar piedras arrestaron a muchos de ellos durante 6 meses, lo que significa un semestre completo.

El objetivo de la ocupación es cortar todo el proceso educativo. No quieren prohibir la educación de una manera directa. Pero estas circunstancias, las presiones que enfrentamos, la situación política y económica, todo se debe a la ocupación y al acoso impuesto sobre nosotros. Tengo dos opciones, una es dejar la universidad, y la otra es finalizar mis estudios a pesar de todas estas dificultades.

Estas condiciones dejan a los estudiantes en una situación social muy difícil. Ellos limitan tu visa (permiso para salir), tus actividades, tu imaginación. Sólo tienes permiso de vivir. Los estudiantes están temerosos de ser arrestados. Esto crea personalidades corruptas, no personalidades fuertes que son las necesarias para construir, invertir y desarrollarse. La ocupación crea esta personalidad a través de las limitaciones que impone sobre tu vida, arrestándote y humillándote, por lo que finalmente terminas preocupado sólo de tus problemas personales, sin poder desarrollar tus habilidades, abrir tu mente y tu imaginación.

Si los estudiantes sienten miedo de poder usar su imaginación y desarrollarse es porque saben que en cualquier momento pueden venir y arrestarte. No saben qué es lo aceptable y lo que no lo es para los soldados: muchas veces los estudiantes pueden ser arrestados sin haber hecho nada. Los israelíes quieren a personas ignorantes. Si sólo recibes tu educación académica, sin realizar ninguna actividad, vas a estar menos capacitado para trabajar, y tu trabajo no se va a poder comparar con el de una persona con experiencia y conocimiento. Al mismo tiempo, nosotros, como estudiantes, nos estamos sacrificando y luchando para hacer fracasar las políticas de la ocupación. Es una lucha continua. La ocupación quiere destruirte, mientras que los estudiantes resistimos y luchamos contra la ocupación. Nosotros seguiremos pagando este precio hasta que la ocupación termine.

Durante la primera Intifada la ocupación clausuró la Universidad por seis años. Ahora sucede muy pocas veces, pero están utilizando otras estrategias. Los problemas económicos, el acoso y las clausuras, la humillación y la destrucción de la esperanza en el futuro. Estas presiones no están diseñadas para clausurar la Universidad, sino para cerrar la mente de los estudiantes.

Si un estudiante intenta educarse y comprender su entorno debe vivir en condiciones de libertad, y su mente debe poder desarrollarse de manera libre. Pero ahora, con todos estos problemas personales, difícilmente se puede prestar atención a los problemas generales, por lo que cada uno se centra en sus propias circunstancias.

En comparación con estudiantes israelíes, la vida de los estudiantes palestinos es bastante limitada. Los israelíes destruyen la economía del país a través de los embargos, el cierre de instituciones y matando las esperanzas de los estudiantes. Uno ve a los estudiantes israelíes que pueden asistir a sus cursos sin dificultades, fácilmente. El gobierno les ofrece asistencia económica. Los profesores también son bien remunerados. Los estudiantes israelíes no tienen problemas realmente. Pueden viajar con facilidad y no se encuentran bajo estado de sitio. Pueden ir donde quieran para terminar sus estudios. Pero los palestinos, si tienen problemas políticos con los israelíes, incluso aunque cuenten con una beca, no tienen permiso para viajar. Los israelíes tienen libertad de viajar, libertad de pensar, su situación en muy diferente a la que la ocupación nos impone para vivir.

El Muro del Apartheid también tiene un impacto negativo en nuestro sistema educativo. Hay algunos estudiantes que tienen prohibido el acceso por esta circunstancia, por lo que no pueden llegar a la Universidad. Si no es de una manera directa, como el muro o un puesto de control, se debe a los obstáculos que mencioné anteriormente. Algunos estudiantes provienen de familias que tienen cortados sus ingresos, ya que la construcción del Muro significó la pérdida de su fuente de recursos al no poder acceder a sus tierras para trabajarlas, especialmente porque Palestina se sustenta en la agricultura.

El muro es una construcción y una cultura. Como construcción impide que las personas se puedan mover, además de tener un impacto económico al no permitir que puedas acceder a tus cultivos y posteriormente venderlos, ya que se debe atravesar puestos de control y puertas. Como cultura, provoca la frustración de los estudiantes. Lo veo como una prisión: no sólo una prisión física sino una que intenta cerrar tu mente, cerrar tu futuro y tus esperanzas.

en_USEnglish
mega888