Oleada de demoliciones: expulsiَn de la poblaciَn
Posted in

Oleada de demoliciones: expulsiَn de la poblaciَn

A final de noviembre la Ocupación llevó a cabo una gran oleada de demoliciones dirigidas a 16 edificios de Cisjordania. Algunos eran viviendas, otros eran naves de uso agrícola y comercial, y tres de ellos pertenecían al Consorcio General Palestino de Petróleo. Las demoliciones –perpetradas bajo el pretexto de carencia de permiso de la Ocupación para construir- han afectado a distintas zonas de Cisjordania. Las áreas señaladas son las siguientes:

***image2*** Al-Funduq (Salfit)

El 22 de noviembre Fuerzas de Ocupación derribaron dos viviendas y un cobertizo para el ganado. Las viviendas pertenecían a las familias de Hamdan El Ruba y Andel Majad Muhammad Ma-Hessain. El cobertizo pertenecía a Ibrahim Ma-Hessain y antes de la demolición se utilizó para la cría de pollos, única fuente de recursos de la familia. A la llegada de los bulldozers la gente de la aldea se reunió para defender las edificaciones. Se produjeron enfrentamientos cuando las Fuerzas de Ocupación comenzaron a lanzar botes de gas y la gente se mantuvo en la defensa de los edificios y de sus derechos, hasta que dos de los aldeanos fueron heridos brutalmente por la Ocupación.

Tarqumiya (distrito oeste de Hebrón)

El 27 de noviembre los bulldozers de la Ocupación derribaron tres edificios de oficinas del Consorcio General Palestino de Petróleo. Estos edificios están situados al oeste de Tarqumiya, cerca del puesto de control fortificado construido por la Ocupación que canaliza, controla y prohíbe a su antojo las transacciones comerciales. La principal función de este puesto de control es convertirse en el embudo para la gasolina y el petróleo que entra a Cisjordania. Ahora la infraestructura operativa del lado palestino ha sido destruida.

Hebrón

Fuerzas de Ocupación demolieron la casa de Faraj Ibrahim Jaber, localizada en el área de Baqa, al este de la ciudad de Hebrón, cerca de Qiryat Arba, el día 26 de noviembre. Avanzado el día, los mismos bulldozers se trasladaron al área de Wadi Samn, al sur de la ciudad, y demolieron la vivienda de Isaac Muhammad Elfaiye Madanis. Este último edificio estaba aún en construcción y ampliaba el espacio vital para una familia extensa con un pozo artesano.

***image3*** Distrito de Qalqiliya

En Wadi Al-Rasha al sudeste de Qalqiliya, la Ocupación derribó una casa el 29 de noviembre. La casa era una simple construcción de planchas de zinc, donde vivía Auni Awdeh y su familia de 5 miembros. La comunidad se ve obligada a vivir en chabolas que no tienen ni las más básicas infraestructuras porque la Ocupación nunca ha reconocido la existencia de la aldea y, desde que fue calificada como zona C en los Acuerdos de Oslo, la ANP no tiene posibilidad de intervenir. Hoy la comunidad se encuentra totalmente aislada tras el Muro con todos sus edificios bajo amenaza de demolición. El objetivo de la Ocupación es claramente destruir la aldea por completo. La población de la comunidad intentó defender la casa hasta que Fuerzas de Ocupación reprimieron la protesta con botes de gas.

En Khirbet Zakariya, una comunidad que ha quedado completamente rodeada por los edificios de la colonia sionista de Gosh Etzion, la Ocupación derribó dos habitaciones que pertenecían a los hermanos Muhammad Issa Odeh y Tayseer Muhammad Odeh. La aldea se resistió a la demolición al igual que en Wadi Al-Rasha. Y al igual que en Wadi Al-Rasha, la Ocupación tampoco reconoce la existencia de Hhirbet Zakariya y se propone la demolición completa del poblado construido a base de cancerígenas planchas de zinc.

Durante los mismos días los bulldozers de la Ocupación derribaron la vivienda de Muaeen Barham Zeid, aún en construcción, al este de la entrada de Qalqiliya. En la entrada norte de la ciudad también derribaron la valla que rodeaba el local comercial de Abdel Rahim Sasa.

Kifl Hares (Salfit)

El 24 de noviembre fueron demolidos tres locales comerciales pertenecientes a Fathallah Mustafa en Kifl Hares. Esto supone que la fuente de recursos de su familia y de algunos empleados ha quedado destruida. A Fathallah Mustafa no se le permitió ni siquiera salvar su maquinaria y su equipamiento de la acción de los bulldozers. Es la cuarta vez que la Ocupación derriba sus locales, aunque él los ha vuelto a reconstruir en el mismo lugar.

Otra serie de demoliciones ha sido ya anunciada en Qarawa y Ar-Rabuna.

Para la población afectada y los responsables del municipio el objetivo que se esconde tras esta destrucción está claro: “Es el proyecto sionista para expulsar a la población palestina. Ellos primero confiscan nuestras tierras, derriban nuestras casas y asesinan a nuestros hijos sin ninguna razón. Nos encierra en pequeñas prisiones y guetos para obligarnos a dejar el país. Pero resistiremos y si derriban nuestras casas las reconstruiremos y continuaremos firmes defendiendo nuestros derechos y nuestros hogares”. Afirmaciones como estas son la respuesta general de la población palestina sometida al ataque.

***image4***

en_USEnglish