Fasai’l: Construir una escuela para fortalecer la resistencia
Posted in

Fasai’l: Construir una escuela para fortalecer la resistencia

***image2***Se han colocado los primeros ladrillos de una nueva escuela en la aldea palestina de Fasai’l en el Valle del Jordán, en el corazón de Cisjordania. Los residentes esperan ofrecer así educación para los jóvenes de la aldea, pero el proyecto es también una afirmación de desafío.
El trabajo de construcción requiere de un permiso de las autoridades de la Ocupación, y desde que se extendió a Cisjordania en 1967, ni un solo permiso ha sido otorgado. Actualmente, diez casas de la aldea que no contaban con permiso están señaladas para demolición, mientras que veinte han sido ya demolidas.

La nueva escuela es parte de la iniciativa Educación, No Ocupación, que fue lanzada por la Campaña Popular Palestina Contra el Muro del Apartheid y su comité local, como parte de la Campaña Salvemos el Valle del Jordán.

Los residentes palestinos están construyendo la aldea de acuerdo a las técnicas tradicionales, usando habilidades transmitidas por generaciones, con ladrillos hechos de barro y paja. La gente del Valle del Jordán han construido sus hogares de este modo desde los tiempos de Canaan.

***image3***Con casi total certeza, las autoridades de la Ocupación intentarán parar la construcción de la escuela, pero los aldeanos están firmes en su desafío. Uno de los coordinadores locales dice: “Casi tres cuartas partes de los 200,000 palestinos que viven en el Valle del Jordán han sido ya expulsados por la ocupación. Ahora están intentando limpiar étnicamente el Valle del resto de territorio ocupado. No obstante, la gente está resistiendo y luchando por cada dunum de tierra y por una vida digna.”

La historia de Fasai’l es típica. Luego de los Acuerdos de Oslo de 1994, sólo 135 km2 fueron colocados bajo control administrativo palestino: el 6% de la tierra. En el restante 94% (2265 km2), completamente controlado por la ocupación, hay 36 asentamientos coloniales ilegales, que ocupan 1200 km2; y 1065 km2 de “zonas cerradas”, incluyendo la “línea de frontera”, las bases militares y las reservas naturales.

***image4***

en_USEnglish