Diplomáticos europeos visitan al Hadidiye: demoliciones esperadas después del 5 de Diciembre
Posted in

Diplomáticos europeos visitan al Hadidiye: demoliciones esperadas después del 5 de Diciembre

30 de noviembre 2011

Días después de que STW hiciera un llamamiento  a sus seguidores para escribir a las misiones diplomáticas, el 23 de Noviembre diplomáticos de 7 oficinas de representación europeas han visitado al Hadidiye. Han visto las precarias condiciones de vida de 72 personas que ahora están amenazadas por las órdenes de demolición. Han escuchado testimonios de la gente de al Hadidiye y acudido a una sesión informativa sobre las políticas israelíes de limpieza étnica en el Valle del Jordán. (Ver más abajo)

 Mientras tanto, el 17 de Noviembre la defensa legal de la gente de Al Hadidiye ha comenzado el proceso de pedir los permisos para la construcción de los hogares que los residentes han hecho en su propia tierra.

 Las órdenes de demolición serán ejecutads no como se inform al principio el 18 de Noviembre sino el 5 de Diciembre.

La Campaña de Stop the Wall agradece a todos aquellos que han participado en la campaña de escritura de cartas para salvar al Hadidiye. Vuestra acción puede hacer la diferencia!

 Estén alertas para a la actualización de más acciones.

Información
Al Hadidiye en su contexto

Las órdenes de demolición actuales

————————————-
El Jueves 10 de Noviembre, la comunidad ha recibido las órdenes de demolición, que serán ejecutadas el 5 de Diciembre. En ellas se ordena la destrucción de 17 estructuras que afectarán de mala manera a 72 personas, incluyendo mujeres y niños. En un intento de por lo menos demorar la demolición, el 17 de Noviembre la defensa legal de la gente de Al Hadidiye ha comenzado el proceso de pedir permisos para la construcción de los hogares construidos por los residentes en su propia tierra. Como ha sido denunciado por varias organizaciones de las NU y de derechos humanos, las autoridades israelíes están aplicando una política sistemática de varias etapas de desplazamiento forzoso contra los residentes palestinos del Valle del Jordán. Estas órdenes son parte de su política. Muchas de las familias en Al-Hadidiye yah an sufrido varias demoliciones de hogares y propiedades que están en clara violación de la ley internacional y de los derechos humanos.

Antecedentes de al Hadidiye

————————————-
En al-Hadidiya viven de forma permanente 112 personas, todas fuera de los límites de la zona militar cerrada. De acuerdo con el portavoz de la comunidad, otras 120 personas y viven en Al Hadidiya de forma temporal durante el Invierno, incluyendo unas 90 personas que viven dentro de la zona militar cerrada. Al-Hadidiya es una comunidad beduina  basada en el pastoreo. Algunos miembros de la comunidad nos informan que nacieron en esa localidad en los 50, pero la comunidad ha sido desplazada muchas veces. La comunidad estima que sobre 40 familias han estado desplazadas permanentemente desde 1997 debido a una combinación de factores, principalmente demoliciones, confiscaciones y restricciones de acceso. En Mayo del 2009, Las FDI (IDF por sus siglas en inglés) colocó grandes losas de cemento a través del Valle del  Jordán, incluyendo Al Hadidiya, que tienen “Peligro, Área de Disparos, Entrada Prohibida” en árabe, inglés y hebreo. Sin embargo, la comunidad no ha informado sobre alguna actividad militar en los alrededores.
Historia del desplazamiento:
·    En 1997, tres de cada cuatro familias dejaron la comunidad, después de haber experimentado las demoliciones a gran escala por parte de las autoridades israelíes.  Además, los depósitos de agua fueron volcados o confiscados durante meses.
·    En el 2000, unas 15 familias se fueron debido a las medidas impuestas por el ejército israelí que limitaron el acceso de la comunidad al agua. Por ejemplo, según el representante de la comunidad, los tractores y los depósitos de agua fueron confiscados en el sitio en el que estaban por ser una ‘zona prohibida.’ Un depósito de agua fue confiscado durante ocho nmeses y solo lo devolvieron cuando los residentes pagaron una multa de NIS 12,000.
·    En el 2002 y el 2003, unas ocho familias dejaron la comunidad después de que el ejército israelí cavara una trinchera al Oeste de Al Hadidiya, impidiendo el acceso a los residentes as la comida, al agua y a los servicios básicos. Algunas de las familias vendieron su ovejas y se mudaron a Tamun, que está ubicada en la Zona A. Estas familias ahora sobreviven como jornaleros o confían en sus hijos, que son pastores. Otros fueron a la zona de Khirbet Atuf y continúan el pastoreo.
·    Entre el 2003 y el 2008, aproximadamente ocho familias se fueron por diferentes razones, como ser más demoliciones por parte de las autoridades israelíes, las cuales ocurrieron entre el 2005 y el 2007, y la instalación de un portón en la carretera al Oeste de la comunidad, que afecta el acceso de la comunidad al agua.  
·    En el 2008, cuatro familias más dejaron la comunidad, después de nuevas demoliciones.
·    En Junio del, después de la entrevista de la OCAH (OCHA por sus siglas en ingles) con el representante de Al Hadidiya, las autoridades israelíes llevaron a cabo dos tandas de demoliciones en Al Hadidiya, demoliendo 33 estructuras, dejando a 37 residentes sin hogares y socavando el sustento de otros 15. La mayoría de las que quedaron, 29, fueron demolidas el 21 de Junio del 2011.

The “reubicación” de los palestinos de la Zona C

————————————-

El Valle del Jordán cubre cerca del 30 por ciento del territorio total  de la Cisjordania ocupada. Casi todo el Valle del Jordán cae dentro de la Zona C, la cual, bajo los acuerdos de Oslo está bajo el pleno control del ejército israelí. Además, casi tres cuartos del Valle del Jordán han sido declarados áreas militares cerradas, tierra estatal o reservas naturales, y por lo tanto está fuera de los límites para los palestinos residentes en la zona. Los palestinos que residen aquí se enfrentan a las constantes amenazas y a la violencia de las FDI (IDF por sus siglas en inglés) y de los colonos ilegales.

Desde el comienzo de su ocupación en 1967, el gobierno de Israel ha aplicado una gama de medidas que restringen a los palestinos el uso de la tierra y de los recursos en el territorio palestino ocupado. Una de las primeras cosas que ha hecho Israel ha sido la aplicación de una planificación restrictiva de regímenes zonales para las comunidades palestinas.
Tales restricciones continúan prevaleciendo sobre el 60 por ciento de Cisjordania que fue clasificada como Zona C en los acuerdos de Oslo de los 90. Bajo el régimen de planificación aplicado por el ECI (ICA por sus siglas en ingles), la construcción palestina está prohibida de manera efectiva en el 70 por ciento de la Zona C, y aproximadamente en el 44 por ciento de Cisjordania, en zonas que han sido en gran medida designadas para el uso de los asentamientos israelíes o para el ejército israelí. En el 30 por ciento restante de la Zona C (aproximadamente el 18 por ciento de Cisjordania), hay una gama de restricciones que reduce de gran manera la posibilidad de obtener un permiso de obra.

Las autoridades de ocupación israelíes declaran oficialmente la política actual.

Ya en Julio la OCAH de las NU (UN OCHA por sus siglas en ingles) informó que la Administración Civil  israelí (ICA por sus siglas en inglés) le comentó sobre su intención de  ‘reubicar’ comunidades beduinas de zonas estratégicas por toda la Zona C, dando prioridad a aquellas diseminadas en la periferia de Jerusalén. Esto llega en medio de un agudo incremento de demoliciones desde el comienzo del año, durante el cual, 387 estructuras palestinas fueron demolidas debido a la falta de permisos y 755 personas fueron desplazadas (hasta el 31 de Julio). Esto es más del doble de la gente desplazada y el 40 por ciento de aumento de las estructuras demolidas si las comparamos con el año 2010. Más de un tercio de las estructuras demolidas en el 2011 estaban ubicadas en comunidades beduinas.
La población total palestina de la Zona C está estimada en alrededor de 150,000 personas, dos tercios de las cuales viven en localidades que están parcialmente ubicadas en las Zonas A y B, y un tercio en comunidades ubicadas totalmente en la Zona C. Si los que viven completamente en la Zona C, aproximadamente 18,500 viven en pequeñas aldeas sedentarias y 27,500 residen en comunidades beduinas y de pastoreo, muchas de ellas en zonas remotas.

 El anuncio de este plan fue seguido en Septiembre por la publicación del Informe Prawer, que significa el desplazamiento de unos 20 000 o 30 000 palestinos de las comunidades beduinas en el Negev/Naqab a otras zonas.

Obligación internacional de actuar
————————————-

Las demoliciones de hogares de esta clase están directa infracción de la ley internacional según la Cuarta Convención de Ginebra, que estipula que en los territorios ocupados, un poder ocupante puede efectuar una “evacuación” total o parcial de una zona solo si “lo exige la seguridad de la población o razones militares imperiosas.” Además, el Artículo 53 de la Cuarta Convención de Ginebra dice que la “destrucción” por parte del Poder Ocupante de propiedad privada está prohibida a menos que exista una “necesidad absoluta” para operaciones militares. Las autoridades de ocupación israelí no han dado ninguna justificación por no acatar esas leyes y continúan con la destrucción arbitraria de hogares, que contraviene el  Artículo 17 del Convenio Internacional sobre Derechos Políticos y Civiles (ICCPR por sus siglas en inglés), entre otros tratados de los cuales es oarte Israel,  y que prohíbe la interferencia estatal arbitraria o ilegal en cualquier hogar.
La continua – y declarada oficialmente – política de desplazamientos forzosos de docenas de miles de palestinos en su mayor parte del territorio palestino alcanza la categoría de crimen de guerra bajo la IV convención de Ginebra.

 La comunidad internacional tiene una clara obligación de impedir los crímenes de guerra como estos.
Es por lo tanto muy preocupante que la Unión Europea y sus estados miembros no hayan tomado ninguna acción apropiada para cumplir con sus obligaciones. Mientras que las acciones realizadas en casos particulares han dado alguna demora o alivio a las políticas de desplazamiento, se necesita una respuesta  efectiva y urgente para detener los desplazamientos forzados y sistemáticos planeados para la población palestina.
Agradecemos a las misiones diplomáticas que han participado en la delegación de hoy y esperamos que esta visita de campo y la acción diplomática tomada a través de los canales apropiados permitirá detener la demolición de más hogares en Al Hadidiye ahora, al comienzo de los meses de Invierno.

Sin embargo, somos conscientes de que solo una respuestas total y determinada que esté a la altura de la gravedad de las violaciones de la ley internacional y de los derechos humanos con los que se ha comprometido Israel puede traer remedio a medio o largo plazo a esta situación. También esperamos que este viaje pueda estimular más debates sobre un cambio general de política por parte de la Unión Europea frente a estos crímenes de guerra, incluyendo:
·    La completa prohibición sobre las empresas (y sobre sus productos) involucradas en los asentamientos
·    La inmediata suspensión del Acuerdo de Asociación UE-Israel basado en la cláusula del Artículo 2 sobre los Derechos Humanos.

—————————————————-

 

Fuentes:
Trabajo de campo de Stop the Wall
NU OCAH (UN OCHA por sus siglas en inglés)

Traducido del ingles por Juan M. Neira Cruz

 

en_USEnglish