Publicado en

Beit Jala

El pueblo de Beit Jala está en el distrito de Belén en Cisjordania, gobernado por su propio ayuntamiento y su propio alcalde. Es tanto zona-A (aproximadamente el 25 por ciento) como zona-C (el porcentaje que queda de Beit Jala-land)[1]. Tradicionalmente, los habitantes Beit Jala eran en el 80 por ciento cristianos, pero hoy su número es muy inferior. La zona está considerada de una gran importancia religiosa, pero Beit Jala se enfrenta diariamente a muchas dificultades por culpa del Muro del Apartheid. El gobierno israelí está planeando más construcción y redireccionar el Muro, ñoque podría tener efectos devastadores sobre el ayuntamiento de Beit Jala.

 

El primer asentamiento israelí y la primer confiscación de tierra en esta zona ocurrieron después de la guerra de 1967. Ahora hay tres asentamientos, Gilo, Har Gilo y Giv’at Hamatos. El primer asentamiento fue construido en 1971, y ahora entre los tres asentamientos juntos hay alrededor de 40,000 colonos. Han confiscado sobre 4000 dunoms (4 km2) para la construcción de esos asentamientos. El asentamiento de Gilo está considerado uno de los mayores en Cisjordania y el solo tiene casas para 40,000 colonos. El Muro del Apartheid rodea toda la zona de Belén, incluyendo Beit Jala, y hay pistos de control para entrar o salir de la ciudad.

 

Los asentamientos y el Muro del Apartheid infringen e impiden el desarrollo económico y social del pueblo, y aún será peor con el Muro planeado. Eso llevaría a una mayor densidad de población, y es por lo tanto un obstáculo a la expansión natural de la ciudad y al planeamiento de la misma. También habría grandes problemas en lo que respecta a infraestructuras y transportes. La cantidad de contaminación por el tráfico se vería intensificada. También separaría a los granjeros de su tierra y de sus olivares. Los olivos representan no solo un ingreso, sino unos valores culturales. El ayuntamiento también se queja porque es un tema de protejer la herencia cultural y religiosa de la zona.

 

Israel dice que el Muro que están planeando construir es necesario desde una perspectiva de seguridad, algo que el ayuntamiento de Beit Jala objeta con intensidad. Hay dos monasterios (monjes y monjas cristianos) que quedarían rodeados e aislados por el Muro planeado.

 

Hubo una audiencia en el juzgado el 29 de Enero del 2014 con respecto a la extensión futura del Muro del Apartheid. La aldea ha contactado con ONGs internacionales así como con embajadas y consulados con la esperanza de que la atención internacional pueda detener la futura expansión del Muro.

 

Aunque las consecuencias del Muro planeado aún no están claras, parece que las preocupaciones de seguridad israelíes están sobrevaloradas. Las víctimas directas del Muro del Apartheid serían los dos monasterios religiosos en el distrito de Beit Jalat, y no está nada claro porqué representan una amenaza a la seguridad de Israel. También, muchos granjeros de la zona se verán incapaces de acceder a su tierra, o enfrentarán grandes dificultades para hacerlo. Una gran cantidad de olivos serán arrancados en la construcción del Muro. Además, hay temas económicos y sanitarios que claramente hablan contra la constgrucción del Muro.

 

 

Fuentes:

Trabajo de campo/entrevista con el alcalde de Beit Jala

www.beitjala-city.org

www.poica.org

 


[1] Zona C significa que Israel tienentodo el control de seguridad y civil, mientras que zona A significa que las Autoridades Palestinas tienen todo el control de seguridad y civil.