Cuevas como último refugio para los palestinos en Masafer Yatta
Publicado enSolidaridad

Cuevas como último refugio para los palestinos en Masafer Yatta

Mientras el apartheid israelí empuja hacia  adelante su  proyecto de limpieza étnica, dos hermanos en Khallet ad-Dabe’ en la zona de Masafer Yatta están determinados a permanecer firmes. SE han enfrentado a la repetida demolición de sus hogares con coraje y creatividad. .

Jaber y Amer Dbabseh, dos hermanos palestinos ambos han nacido y han residido en Khallet ad-Dabe’ toda su vida. Ambos hermanos y sus familias han soportado las demoliciones del ejército israelí de sus hogares por lo menos cinco veces. 

Los hermanos Dbabseh edificaron y reedificaron sus hogares por solo por ellos mismos. Entendiendo que Israel considera la existencia de la escuela en Khallet ad-Dabe’ un obstáculo para sus planes coloniales, uno de los hermanos renunció a su hogar para asegurar la escolaridad de los niños de la aldea. Después de que el ejército israelí demoliera la escuela de Khallet Ad-Dabe’, Amer alojó la escuela dentro de su propia casa, bien seguro de lo que iba a suceder:. El apartheid israelí redujo la casa a escombros una vez más en un intento de destruir los sueños de los niños de un futuro mejor. 

Estas políticas fallaron miserablemente en el intento de obligarles a irse, al contrario, aumentaron su determinación. Amer y Jaber decidieron enfrentarse al proyecto colonialista resistiendo y permaneciendo firmes en la tierra. Se mudaron para vivir en cuevas con sus esposas e hijos. Jaber dijo “Quizás serán más seguras que las casas que ataca la ocupación israelí”. 

Se montaron tiendas solidarias para defender el derecho a existir de los residentes de Khallet ad-Dabe’, sin embargo, el ejército israelí demolió y confiscó dichas tiendas. Fueron vaciadas dos habitaciones para albergar a los activistas solidarios. Jaber declaró: “El apartheid israelí piensa que demoliendo y confiscando las tiendas solidarias nos desalentará de proteger nuestra tierra. Nos quedaremos aquí, pastoreando nuestras ovejas y cultivando nuestra tierra, nada nos arrancará de nuestra tierra.”