Versión para impresiónSend to friend
Palestinians for Dignity

Protesta mañana : justicia social y terminar con los protocolos económicos de Paris

 

LIBERTAD ... JUSTICIA ... DIGNIDAD

 

Sobre la base de la ira popular que rechaza ser convertida en mendigos que están preocupados por ganarse la vida en vez de nuestra lucha nacional, los palestinos por la Dignidad hacen un llamamiento a que se unan a una marcha masiva para exigir:

 

justicia social y el fin del Protocolo Económico de París

Martes, 11 de septiembre 2012 a las 5:00 pm

en la Plaza Manara en Ramallah

 

Vamos todos a salir de nuestro silencio y tolerancia de la dependencia de la Autoridad Palestina con el Estado ocupante, la corrupción rampante en nuestras instituciones y nuestro liderazgo que ya no tiene opciones, ni sólo justificaciones...

 

Hacemos un llamado a todos a levantar solamente la bandera palestina y ayudar a proteger todos los lugares públicos y privados de cualquier vandalismo.

 

¡Viva Palestina libre como sus hijos e hijas!

 

Palestinos por la Dignidad

 

-------

 

¿Por qué es necesario abolir el Protocolo de París?

 

¿Por qué los precios de aquí, y sobre todo el precio de la gasolina y el aumento son constantes?

 

Todos somos conscientes que cada vez que el gobierno israelí aumenta los precios, especialmente el precio de la gasolina en Israel, estamos obligados a hacer lo mismo aquí! Esto se debe a que el Protocolo de París estipula que nuestro Impuesto al Valor Agregado (IVA) sólo puede ser inferior a Israel en un 2%, y la diferencia en el precio final de la gasolina para los consumidores en los territorios palestinos ocupados no puede ser superior al 15% del precio al consumidor en Israel, a pesar que el ingreso promedio en Israel es tres veces mayor que nuestro ingreso promedio, y el PIB per cápita en Israel es casi 30 veces mayor que en Palestina! En pocas palabras, el Protocolo de París controla nuestros precios.

 

¿Por qué nuestro sector productivo pequeño y débil, y por qué se importan bienes caros?

 

En primer lugar, el Protocolo de París restringe al comerciante palestino y al agricultor en el proceso de exportación, lo que permite a Israel a controlar las fronteras y la exportación de productos. Cuando Israel permite la exportación de los productos palestinos, los productos están sujetos a registros de seguridad, técnicos y de laboratorio que pueden retrasar y dañar las mercancías. Además, el acuerdo impone los estándares israelíes en la mayoría de los productos importados que refieren a las costumbres y los impuestos de compra y gastos a pesar que el nivel de vida entre las dos economías es enorme. Lo que es peor es que el Protocolo de París otorgó al Estado ocupante el derecho de recaudar impuestos y tasas en vez de a la Autoridad Palestina, poniendo una gran parte de los recursos palestinos  y el dinero del pueblo palestino en manos de las fuerzas de ocupación; y este dinero se ha utilizado para ejercer presión sobre nosotros en nuestras posiciones políticas.

 

Imagínese si cinco palestinos decidieron abrir una pequeña fábrica para producir los productos nacionales, las grandes fábricas israelíes entrarían en nuestros mercados sin ningún tipo de impuestos o derechos aduaneros y destruirían también el producto nacional, ya que el Protocolo de París no nos permite proteger nuestros productos. En pocas palabras, el Protocolo de París controla nuestras fronteras y nuestros bienes y nos impide proteger la producción nacional.

 

¿Por qué es del interés de Israel un aumento de los precios?

 

Está en el interés del Estado ocupante que sus precios estén atados a nuestros precios de modo que el precio de los bienes aquí no será menor y el mercado de los palestinos no se convertirá en un mercado conveniente para los palestinos a costa de los productos israelíes. También de este modo, todos nuestros recursos financieros estará en manos de Israel y los palestinos dependerán económicamente de los ocupantes. Esto es simplemente porque el Protocolo de París controla nuestros productos y los precios de nuestro mercado.

 

¿Quién es responsable de esta crisis?

 

En primer lugar, la responsabilidad principal recae en la Organización de Liberación de Palestina, que firmó los Acuerdos de Oslo y el Protocolo de París. Estos acuerdos nos han negado los recursos naturales (tierra y agua) e impiden el control de nuestras fronteras para poder importar y exportar. En segundo lugar, la Autoridad Nacional Palestina producto de los Acuerdos de Oslo, continuó con su dependencia de la ayuda externa y no pudo crear industrias nacionales o apoyar al sector agrícola. En tercer lugar, algunos creen que el actual gobierno es la causa de la crisis. Si bien es cierto que este gobierno ha contribuido a la profundización de la crisis, el problema desde un punto crucial es que el acuerdo impide cualquier intento de establecer una economía independiente nacional. También nos engañan pensando que estamos dispuestos a establecer un estado con una economía fuerte, pero en realidad la relación de dependencia con Israel va en aumento.

 

¿Cuál es la solución? ¿Existe realmente una solución?

 

Por supuesto, hay una alternativa. La alternativa es la resistencia económica que puede alcanzar una redistribución de los recursos, la justicia social y la dignidad para el pueblo palestino. Esto no es sólo un slogan! Los pasos alternativos más importantes que podemos tomar son:

 

Primero: iniciar un boicot completo de todos los productos israelíes;

 

Segundo: negarse a cumplir con el Protocolo de París y hacer un llamamiento a la Autoridad Palestina para anunciarlo de forma explícita;

 

Tercero: imponer altos impuestos a los productos importados con el fin de proteger los productos nacionales y de la agricultura;

 

Cuarto: salir a las tierras palestinas llamados "Zonas C" que representan el 60% de Cisjordania, para unir estas zonas con el resto de la Ribera Occidental, y trabajar juntos para sembrar estas tierras;

 

Quinto: crear cooperativas agrícolas para cumplir con las necesidades locales.

 

Además, hay muchas otras ideas que los economistas palestinos pueden poner adelante si sólo existe la voluntad política para aplicar las sugerencias y librarnos de la dependencia económica.

 

 

Por cierto, Israel viola la mayoría de sus obligaciones en virtud del Protocolo de París y sin embargo, aún se rigen por este

 

¿POR QUÉ?!?!

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)