Solidaridad Internacional Post-Septiembre
Posted in

Solidaridad Internacional Post-Septiembre

Muchos activistas internacionales, organizaciones y movimientos se enfrentaron con dudas respecto al actual debate sobre la iniciativa que Palestina presenta entre las UN para convertirse en un estado miembro y los caminos a seguir. Stop the Wall da respuestas a algunas de las preguntas más reiteradas.

 

Pregunta: Parece que la iniciativa de pedir el reconocimiento del estado de Palestina como miembro de la ONU ha creado mucho debate entre el pueblo palestino y sus organizaciones. Hay voces que dicen que los palestinos han perdido otra ocasión de mostrar unidad.

Stop the Wall: Sí, hubo un debate muy importante con respecto a la iniciativa de pedir el ingreso del estado de Palestina en las Naciones Unidas. Se han tomado diferentes posiciones. Cada posición viene como resultado de diferentes análisis o intereses políticos, económicos o legales. Hay muchas posiciones y opiniones diferentes y el debate no se ha detenido desde que Abu Mazen anunció este paso hace un año y continúa nen estas últimas semanas cuando la cuestión empezó a recibir una atención más amplia. Está claro que este paso tendrá un impacto, tanto las Naciones Unidas voten a favor o en contra del pedido.

Este debate implica todos los niveles ya toda clase de personas involucradas con la causa palestina. Desde la más alta burocracia política hasta las bases, todos están debatiendo este tema. Tanto localmente como a nivel mundial, los palestinos y los activistas internacionales están expresando sus opiniones.

Muchas figuras respetables de todos los ámbitos de la vida han recopilado fragmentos de análisis para contribuir al debate. Algunas muestran efectos positivos posibles, y otras negativos, de esta iniciativa en el caso de que tenga éxito.

Creo que este debate enriquece a todo el movimiento nacional palestino y pone sobre la mesa diferentes temas cruciales relativos al movimiento palestino y a nuestros derechos. También nos ayuda a desarrollar una visión más estratégica para el día después de la iniciativa, tanto si tiene éxito como si fracasa. Por lo tanto, yo agradezco profundamente este debate.

Pregunta: ¿Cuál es la posición de Stop the Wall respecto a esta iniciativa?

Stop the Wall: La Campaña Stop The Wall, y otras organizaciones palestinas involucradas en nuestro movimiento nacional han aumentado sus preocupaciones. Stop the Wall ha argumentado claramente que es incapaz de apoyar la iniciativa mientras nuestros líderes no respeten la necesidad no solo de controlar y argumentar temas críticos sobre el, actual debate, sino incluso que respondan a las preocupaciones creando una transparencia y una participación efectivas.

Argumentos como aquellos del Comité Nacional Palestino (BNC por sus siglas en inglés) subrayan los principios que necesitan ser respetados en cualquier iniciativa diplomática o política, incluyendo el pedido a las NU para la inclusión en ellas del estado Palestino. Otros fundamentalmente rechazan o apoyan completamente la iniciativa. Entre todos intentamos traer a la superficie nuestras preocupaciones en lo que atañe a la iniciativa para llamar la atención, tanto entre los líderes palestinos como entre la comunidad internacional. La comunidad internacional así como el movimiento solidario deberían respetar estas posiciones diferentes. A cambio, nosotros, como palestinos, tenemos que ir hacia delante y resolver los problemas que han llegado a la superficie en este debate para asegurar que ninguno de nuestros derechos quede comprometido.

Si queremos defender los derechos humanos, tenemos que defenderlos todos para todo el mundo.

Pregunta: ¿Cómo debería reaccionar a esta iniciativa el movimiento de solidaridad internacional?

Stop the Wall: A nivel internacional, hay mucho ruido alrededor de la iniciativa. El 22 de septiembre la prensa así como los que toman las decisiones en el mundo se centrarán en Palestina. Pero este debate en particular no debería ser confundido con el movimiento solidario en su conjunto. Como se ha dicho, hay muchas posiciones y debates basados en los diferentes puntos de vista de los palestinos de sus organizaciones y de sus partidos sobre como deberían ser una solución justa y un movimiento nacional democrática. Sin embargo, esto no es razón para que el movimiento solidario se retire. Se necesita exactamente la reacción opuesta. Los activistas solidarios deberían involucrarse en el debate público, para sostenerlo mejor.

Lo más importante, deberán mirar más allá del pedido a la ONU hacia el día después, en la continuidad del movimiento solidario y en sus estrategias.

Primero, es básico subrayar la importancia de asegurar que, más allá del reconocimiento formal, los palestinos ven que se están dando pasos prácticos hacia la realización de todos sus derechos, especialmente si se acepta el resultado del pedido a la ONU. La campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS por sus siglas en inglés) es la herramienta estratégica más importante en manos del pueblo, y también de los gobiernos, que puede ser usada para reforzar, proteger y lograr nuestros derechos, incluyendo el pleno derecho a la auto-determinación y el derecho al retorno. El reconocimiento de un estado palestino por los gobiernos de todo el mundo es solo efectivo si este es un primer paso hacia una política que tome más acciones prácticas para asegurar nuestros derechos y que haga a Israel responsable de las violaciones diarias de nuestros derechos sancionados internacionalmente. El movimiento solidario debería presionar y hacer fuerza sobre sus gobiernos para tomar medidas de desinversiones y sanciones. Los activistas en países que votarán contra el pedido en la ONU no deberían ser distraídos por esto en sus campañas para la implantación de boicots, desinversiones y sanciones.

Segundo, como todos sabemos, el pedido a las NU no puede y no alterará la situación de los derechos fundamentales. Esos derechos están resumidos en el llamamiento palestino del BDS:

"Terminar con su ocupación y colonización de todas las tierras árabes ocupadas en Junio de 1967 y desmantelar el Muro;

  • Reconocimiento de los derechos fundamentales y de plena igualdad de los ciudadanos árabe-palestinos de Israel; y
  • Respetar, proteger y promover el derecho de los refugiados palestinos a volver a sus hogares y propiedades como fue estipulado en la Resolución 194 de la ONU.

"

 

Es importante que el movimiento solidario subraye en mensajes claros estos derechos, y que ninguno de ellos puede ser comprometido o negociado. Ninguna solución forzada sobre el pueblo palestino traerá un fin a nuestra lucha si estos derechos no son respetados y conseguido. Cualquier iniciativa que no asegure el logro de esos derechos, se precipita al fracaso.

El movimiento solidario palestino debería tener la oportunidad de usar la prensa para información y lugares para promover esos dos temas. Especialmente la prensa que no tiene corresponsales en Palestina o la prensa alternativa y la prensa tecnológica deberían ser el blanco del movimiento solidario. La iniciativa palestina en las NU debería ser explicada dentro de esta estructura de análisis. Ninguna resolución de las NU por si misma, del pasado o del futuro, puede cambiar ninguna realidad sobre el terreno. BDS es actualmente la única herramienta efectiva para presionar a Israel a respetar nuestros derechos.

en_USEnglish