Versión para impresiónSend to friend
Campaña Popular Palestina contra el Muro del Apartheid

Los perros rodean su casa

Viven solos al lado de un asentamiento israelí,en la aldea de Qaryout. Después de décadas de as altos de colonos, aún se niegan a mudarse. A pesar de que por años no podían dormir todos a la misma vez: por lo menos un miembro de la familia tenía que quedar despierto, para el caso de que vinieran los colonos a tacarlos con piedras, armas y barras de hierro.

Vea el video 

El granjero palestino que está rodeado de asentamientos.

 

Prohibida la construcción en su propia tierra

Qaryut es una aldea palestina de casi 2,500 habitantes, de acuerdo con la Oficina Central de Estadísticas Palestina, ubicadas al Norte de Cisjordania, a 28 kilómetros al Sudeste de Nablus. En las últimas décadas, alrededor de ella se han edifica asentamientos israelíes, un destino que Qaryut comparte con muchas otras aldeas en Cisjordania. Últimamente, los asentamientos alrededor de la aldea se han hecho aún mayore: uno de ellos tiene perros de vigilancia cada 100 metros, cámaras de seguridad y patrullas 24h-SUV. Mientras se expanden los asentamientos, a los palestinos en su mayoría se les prohibe la construcción aún en su propia tierra. El palestino de la foto intentó edificar una casa nueva, pero los colonos se la demolieron antes de que estuviera terminada.

“De 1993 a 1999, apenas pude dormir. Me disparaban mientras estaba dentro de casa”

 

Controlan toda la zona

Los colonos aumentan su control más allá de las vallas de sus colonias impidiendo efectivamente el acceso a los granjeros palestinos a su tierra, aunque oficialmente estén declaradas como suyas.

“No podemos ni ir 30 metros en dirección del asentamiento. Los colonos llegan inmediatamente, atacan los campos, cortan los árboles y destrozan los coches... La gente aquí está siempre en una situación muy tensa”.

 

Construyeron una valla en su tierra 

El mes pasado los colonos construyeron una valla en los cultivos de los granjeros de Qaryut durante la noche, reduciendo aún más el acceso a la tierra. Por la mañana, un granjero palestino que vive cerca del asentamiento se subió a su tractor y comenzó a sacar la valla.

“Los colonos vinieron y me atacaron. Sal del tractor o te dispararemos dijeron. Pero contesté: venga, dispárenme!”.

El granjero palestino continuó destruyendo la valla. Después de una hora, llegó el ejército y les dijo a los colonos que se retiraran.

“Lo respetaron por su valentía”

Esto lo dijo Jamal Juma, el coordinador de la campaña Stop the Wall Campaign. Ningún colono fue arrestado o juzgado.
 

Las NU no reconocen lo que está pasando

Las NU confirman los crímenes cometidos por los colonos en Qaryout, mencionando:

“Accesos bloqueados a la tierra, destrucción/daño de árboles y cultivos, acoso e intimidación, ataques físicos contra personas los colonos invadiendo/ocupando propiedades”.

Todo está al alcance del público en la edición de las NU de Proyecto de Perfil Vulnerable. El problema es que, aunque todos estos hechos están debidamente recogidos y mostrados, aparentemente las NU no reconocen que lo que está pasando sobre el terreno no es población ‘vulnerable’ incidentalmente por peligros inmutables sino un plan concreto y sistemático de limpieza étnica de todas las comunidades palestinas por parte de Israel, el poder ocupante, a través de varios mecanismos que hacen insostenible la vidas para la gente. Además, Israel no da señales de invertir sus políticas ni las Naciones Unidas ni sus estados miembros muestran señales de que en realidad vayan a hacer algo para seguir con su obligación legal de actuar para detener las graves violaciones a la ley internacional.
Hay soldados vigilándolos desde los coches y jaulas con perros.
 

Los ciudadanos palestinos no pueden ir a tribunales civiles

Como en el caso de arriba, aunque los militares eventualmente detienen los ataques de los colonos, ninguno de ellos es ni arrestado ni llevado a juicio, lo que significa que lo volverán a intentar otra vez más temprano que tarde – y la próxima vez, puede que los soldados reacciones diferente. En otras palabras, el clima de total impunidad ha sido confirmado. Los ciudadanos palestinos no pueden ir a los tribunales civiles en esa zona – el único sistema legal aquí son los tribunales militares israelíes, en los cuales el promedio de condenas contra los palestinos llega al 99.7%, segun Addameer

 

Su batalla diaria

Mientras tanto, los residentes de Qaryout continúan viviendo en circunstancias muy peligrosas e inciertas. Es una batalla diaria. Cada vienen y confiscan una casa. Hay en total 29 casas, y todas tienen órdenes de demolición, porque están en la zona C. Los colonos no son el único problema: el ejército israelí también hace la vida difícil.

“La inteligencia israelí está inestigando a los niños aquí – niños de 12, 13, y 14 años. Quieren romper esta gen eración, no quieren que esta generación crezca en la resistencia. Mucos de los jóvenes se van buscando trabajo...”.

 
 
Otro residente es directo en sus sentimientos sobre Israel: 

“Cada año hacen más que el anterior. No paran nunca. Cada aldea en Palestina es una cárcel pequeña – esta es la situación real del pueblo palestino. Pero aquellos que permanecen en la aldea está determinados a quedarse. Continuan su resistencia, van a los campos, no tienen miedo”.

 
 

Vea como controlan la tierra de los granjeros:

x

Select (Ctrl+A) and Copy (Ctrl+C)